Gobierno propone extender hasta por tres años carné migratorio a indígenas panameños

propuesta​Extranjeros rechazaron propuesta y exigen que no se les cobre documento de identificación

Representantes de la Dirección General de Migración y Extranjería, el Viceministerio de Gobernación y los ministerios deTrabajo y MAG y ofrecieron extender de uno a tres años el carné de identificación para que los indígenas panameños puedan trabajar en el país.

Directora de Migración, Kattia Rodríguez

La propuesta se presentó este domingo durante una manifestación de un grupo de indígenas panameños recolectores de café en el parque de Santa María de Dota que exigen que no se les cobre el carné migratorio, cuyo precio es de $30. Para otro tipo de trabajadores es de $98.

Los extranjeros rechazaron la oferta, ya que consideran que el monto que se les cobra es excesivo y que deberían dejarlos trabajar con un salvoconducto.

La directora de Migración, Kattia Rodríguez, explicó que la ley impide cobrar menos de $30 por el documento que les permite trabajar a los extranjeros. Además aclaró que el salvoconducto es solo una autorización de ingreso al país y no un permiso laboral.

DIRECTORA DE MIGRACIÓN, KATTIA RODRÍGUEZ

Al encuentro asistieron el ministro de Trabajo, Víctor Morales, la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz y el ministro de Agricultura, Luis Felipe Arauz, quienes dejaron abierto el diálogo con los manifestantes para llegar a un acuerdo.

Los indígenas panameños denunciaron que los bancos no les reciben el carné migratorio, por lo que Rodríguez se comprometió a investigar el asunto y a recordar a las entidades financieras que deben permitir a los extranjeros realizar trámites con esta identificación.

Por su parte, Morales y Arauz señalaron que realizarán encuentros con el sector cafetalero para prevenir que se violenten los derechos laborales de los indígenas.

Según datos de Migración, durante la recolección de café ingresan al país unos 250 indígenas de Panamá con el carné migratorio, a estos hay que sumar los que cruzan la frontera de manera irregular o con el permiso de turistas.