Solís contradice a viceministro sobre llamado a negociar para deponer huelga de este lunes

inconsistenciaEl mandatario reiteró que el movimiento era injustificado y que fracasó

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, contradijo este miércoles al viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, al afirmar que fue él quien invitó al bloque sindical Patria Justa a sentarse a negociar el lunes con miras a que depusieran la huelga.

Contrario a lo que dijo el Mandatario, el viceministro de la Presidencia y el departamento de prensa de Casa Presidencial aseguraron insistentemente desde el lunes que la cita para reunirse la había pedido el grupo sindical y que no era iniciativa del Gobierno.

Fue Mora el encargado ese día de representar al gobierno en el encuentro, ya que ni el presidente, ni los ministros de la Presidencia, Sergio Alfaro, y de Trabajo, Víctor Morales, estuvieron presentes.

La reunión arrancó a las 3:00 p.m., aunque el gobierno había contactado a los líderes sindicales para proponerles que iniciaran la conversación a las 12:00 m.d.

El presidente del Frente Interno de Trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (FIT ICE), Fabio Chaves, confirmó esta versión el pasado lunes a AmeliaRueda.com.

Huelga injustificada

Al concluir una actividad en el Teatro Nacional, Solís dijo este miércoles que el Gobierno firmó con el grupo Patria Justa una serie de acuerdos y no un pacto.

Solís reiteró de manera enérgica este miércoles que el movimiento de huelga era injustificado y que fracasó. También agregó que los acuerdos a los que llegaron no comprometen al Poder Ejecutivo o instituciones públicas.

El martes anterior en conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el mandatario señaló que de los ocho compromisos que se tomaron después de poco más de 10 horas de negociación cinco ya había sido previamente acordados.

Al respecto Solís señaló este miércoles, 24 horas después, que el documento resultante del encuentro "no trae nada nuevo a la mesa más que lo que ya se había dicho en las reuniones anteriores con el colectivo" y negó un "entendimiento previo" entre el gobierno y Patria Justa para ponerle fin al paro.

"Solo una imaginación muy frondosa podría pensar que un gobierno responsable, y este lo es, va a ponerse de acuerdo con un movimiento sindical o con cualquier otro movimiento para generar una huelga que puede tener consecuencias sumamente grandes para la producción, la vida y tranquilidad de la ciudadanía", expresó el mandatario.

Además, en un comunicado difundido por Patria Justa, el grupo negó un acuerdo previo con el gobierno para deponer el paro de labores.

El gobierno continuará abierto al diálogo con los sectores sociales, incluido los grupos sindicales, agregó el Presidente.

La huelga indefinida convocada para este lunes había sido prevista como "histórica", de acuerdo con el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, quien auguró paralización de muelles, servicios de salud y distribución de combustibles.

Pese al llamado, solo el 1.3 por ciento (745) de los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) participaron en huelga, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) sorteó el abastecimiento de gasolinas con ventas de combustibles en horario extraordinario el fin de semana previo y los muelles de Japdeva lograron cargar los dos barcos que requerían servicio este lunes.