Gobierno convocará a extraordinarias proyecto para regular navegación acuática, tras naufragio de catamarán

Ley​Iniciativa está estancada desde 2012 sin avance en la Asamblea Legislativa

El gobierno valora la posibilidad de incluir en la agenda de sesiones extraordinarias del Congreso, el proyecto No. 18512 de Ley de Navegación Acuática, que vendría a regular la actividad náutica en el país, actualmente por la libre.

Los capitanes de las embarcaciones en Costa Rica no requieren de una licencia que los certifique para navegar, justo porque el proyecto de ley no ha sido aprobado y vacío legal.

La necesidad de que exista una ley que regule y obligue a los capitanes de

embarcaciones a certificarse la confirmó el pasado viernes 9 de enero el director de la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Luis Fernando Coronado a AmeliaRueda.com.

Este lunes, luego de una reunión en la que participaron representantes del gobierno y de las distintas instituciones que atendieron el hundimiento del catamarán el jueves anterior, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Iván Brenes, afirmó que el Ejecutivo valora convocar este proyecto de ley para prevenir nuevos accidentes marítimos.

El proyecto de ley ingresó a la corriente legislativa el 27 de julio de 2012, con el expediente número 18.512. Además de obligar a los capitanes de embarcaciones a obtener una licencia para navegar en aguas costarricenses, regula otros aspectos sobre temas de seguridad y condiciones de los barcos.

El director de la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, aseveró que a pesar de la presentación del proyecto de ley en el congreso, no hay avances en la aprobación.

También se presentó a Casa Presidencial el Convenio Internacional de Formación de Guardia y Titulación de la gente de Mar, de la Organización Marítima Internacional (OMI), pero tampoco se ha enviado al Congreso, agregó el funcionario del MOPT.

En la actualidad, la única regulación que existe para quienes manejan embarcaciones en el país es el "Certificado de Zafarrancho", que rige desde el 2001 y que fue modificado en 2012 por decreto ejecutivo.

Este certificado de zafarrancho busca demostrar la capacidad del personal que trabaja en embarcaciones para enfrentar emergencias en el mar.

Ahora el Ejecutivo valora convocar el proyecto de Ley de Navegación Acuática para fortalecer los controles de la actividad náutica y evitar naufragios como el que ocurrió el pasado jueves con el catamarán Eco Quest matricula P11-400 que se hundió en aguas del Pacífico Central y cobró la vida de tres turistas extranjeros.