País insistirá este lunes en Guatemala por una salida a crisis migratoria de cubanos

negociación​Costa Rica estará representada por la directora de Migración y el vicencanciller

En un nuevo intento por encontrar una salida a la crisis migratoria que enfrentan miles de cubanos en Centroamérica, la directora de Migración de Costa Rica, Kathya Rodríguez, y el vicecanciller Alejandro Solano viajarán este lunes a Guatemala para participar en una reunión con autoridades de los gobiernos de la región.

Vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano

Solano dijo que hay señales por parte de los países centroamericanos que lo hacen asistir con optimismo a la negociación, sin embargo, evitó entrar en detalles para no perjudicar el proceso diplomático.

El propio canciller de Costa Rica, Manuel González, dijo el pasado martes que seguirán insistiendo con los gobiernos de los territorios que forman parte del recorrido de los cubanos para que atiendan la situación y se solidaricen con el país.

VICECANCILLER DE COSTA RICA, ALEJANDRO SOLANO

Precisamente, la nación anfitriona del encuentro de este lunes ha sido una de las que negó abrir sus fronteras para el paso de los isleños en su camino hacia los Estados Unidos.

Solano comentó que Guatemala tendrá representación de la cancillería y su autoridad migratoria para esta reunión, por lo que espera avances en la negociación.

El martes anterior, representantes de los países centroamericanos, Ecuador, Colombia, Estados Unidos y México, se vieron las caras en una reunión para tratar el tema migratorio de los cubanos.

En esa ocasión el gobierno mexicano se comprometió a dejar pasar a los cubanos una vez que lleguen a su frontera, para que así puedan continuar su camino hacia su vecino del norte.

La falta de apoyo por parte del resto de países involucrados en la crisis migratoria desencadenó en la salida temporal de Costa Rica de las mesas políticas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

El gobierno tico anunció hace dos semanas que no permitirá más el ingreso de cubanos al territorio hasta que no se busque una salida al resto de caribeños que permanecen en el país. Las personas de esa ciudadanía serán deportadas si intentan cruzar la frontera con Panamá.