No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Gol de oro​

​Colindres anotó un gol que fue dos cosas: el boleto a semifinales para Saprissa y la revancha personal por su cuestionado desempeño en el “clásico del buen fútbol” anterior.

Deportivo Saprissa - Club Sport Herediano

Goles: Daniel Colindres (80”)

Poco puede lamentar el Club Sport Herediano por el resultado que sacó de Tibás. No fueron pocos los pasajes del partido en que se vio a un once rojimarillo jugando al empate. Y ya con el partido cuesta arriba, incluso antes del gol de Daniel Colindres, Jafet Soto, el DT florense, otra veces muy histriónico, echaba raíces en la zona técnica como si el equipo no necesitara variantes, como si no fuera con él.

El Deportivo Saprissa, en cambio, mucho tiene para celebrar con el triunfo de esta noche de sábado. Sella el pasaporte para las semifinales y además mantiene viva la posibilidad de cerrar las jornadas regulares del Torneo de Invierno con el segundo lugar.

El encuentro tuvo unos primeros 45 minutos para el olvido. Dave Myrie tuvo en sus pies, a 40 segundos del pitazo inicial, una de las dos chances claras que iba a tener el Herediano en todo el partido. Se tardó en la decisión y Machado se le cruzó en el camino. En adelante, Myrie iba a jugar uno de sus encuentros más flojos del torneo.

Del primer tiempo mediocre, Saprissa fue mejor que el equipo visita. Si bien sin peligro en esta primera mitad, los morados trataron de ser ofensivos. Heredia, por su parte, jugó a controlar las intenciones del local, a esperar en lugar de proponer. Y lo hizo bien, la actitud defensiva del herediano se sostenía en unas líneas traseras bien paradas, sincronizadas. Confiadas en contener las pocas amenazas de los morados.

Así fue el primer tiempo. Algunas cosas iban a cambiar en el segundo. La primera fue que Jeaustin Campos leyó lo que pasaba en la cancha y fue incorporando variantes. Golobio se vio más en la segunda mitad, lo mismo que Guzmán. Entraron Colindres y Saucedo. El boliviano conectó un remate en el palo cuando Saprissa empezaba a encimar a los rojiamarillos. Ya, a es altura, desde las gradas se despejaban las dudas de quién quería llevarse los tres puntos.

Una bola que había perdido en la media cancha le dio en el orgullo a Daniel Colindres, se levantó, fue por ella, se la sacó por detrás a un Yendrick Ruiz que creía que caminaba en el mall, enrumbó hacia la zona herediana y, corriendo sin marca de los rojiamarillos, tuvo espacio para rematar desde afuera, un derechazo que llegó a picar centímetros antes de las manos de Cambronero, el guardameta del CSH.


Así fue que Colindres selló el pasaporte de todos sus compañeros para las semifinales. Y de paso se sacudió a los críticos que no le perdonaban su mal desempeño en el partido anterior contra el mismo rival.

Jafet reaccionó tarde. Tardísimo. Ya los tres puntos no se los sacaba nadie al Deportivo Saprissa.