Grupo extremista Boko Haram jura lealtad al Estado Islámico

anuncioEjércitos de Níger y Chad lanzaron ofensiva aérea y terrestre contra terroristas

Abubakar Shekau, jefe del grupo Boko Haram, formalizó por primera vez el juramento de lealtad al Estado Islámico (EI) a través de una grabación de audio difundida en la cuenta de Twitter del grupo islamista y prometió "hacer rabiar a los enemigos de Alá".

Esta declaración "podría impulsar a los occidentales a movilizarse contra las operaciones [de Boko Haram], en particular a Francia, que ya dirige una campaña militar antiterrorista en África del oeste y en África Central", considera Ryan Cummings, de la consultora de seguridad Red24.

En respuesta, los ejércitos de Níger y Chad lanzaron este domingo desde Níger una ofensiva aérea y terrestre en el noreste de Nigeria contra Boko Haram.

Las fuerzas occidentales todavía no han intervenido sobre el terreno en el norte de Nigeria, donde la insurrección islamista ha dejado más de 13.000 muertos en los seis últimos años.

El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, declaró recientemente que disponía de pruebas de los vínculos entre Boko Haram y el EI, sin dar más detalles.

Shekau proclamó en junio de 2014 un califato en las zonas bajo el control de su grupo, una declaración similar a la que hizo el líder del EI poco antes, cuando se estaba apoderando de zonas enteras de territorio.

Además, los videos de Boko Haram se parecen cada vez más a los de propaganda del EI, que aseguró haber recibido el juramento de lealtad.

"Ninguno de los [dos] grupos tiene ningún tipo de reparo en términos de violencia. Son aliados naturales", considera Max Abrahams, especialista en grupos extremistas de la Universidad de Boston, en Estados Unidos.

Para Yan St-Pierre, experto en lucha antiterrorista en la empresa berlinesa Modern Security Consulting, el juramento "podría ser una forma de lanzar un mensaje a sus tropas, para darles ánimos y atraer a nuevos reclutas, sobre todo en el caso de Boko Haram".

La declaración de Shekau, según él, está ligada a la presencia del EI en Libia, desde donde se sospecha que Boko Haram recibe armas y municiones desde hace mucho tiempo.

Boko Haram atraviesa dificultades en las últimas semanas a causa de una extensa operación militar regional del ejército nigeriano con ayuda de Chad, Camerún y Níger.