Grupo impulsa referéndum para que comisiones ciudadanas fiscalicen al Gobierno

Un referéndum para que los ciudadanos decidan si aprueban o no la creación de grupos que de manera voluntaria fiscalicen la labor del Gobierno Central, es la iniciativa de la organización cívica Democracia Participativa.

De crearse, estos grupos también deberán vigilar el trabajo de los jerarcas de algunas instituciones autónomas y de los funcionarios de las 81 municipalidades del país.

El proponente principal de la idea, Raul Alvarado, indicó que el el proyecto de ley se denomina "Promoción de la Participación Ciudadana en el Control de las Actividades del Estado". Hasta el momento, contabilizan poco más de 50 mil firmas.

proponente del proyecto, raul alvarado

Alvaro explicó que se buscó una forma para tramitar el proyecto de ley sin intervención de los 57 diputados de la Asamblea Legislativa, por lo que optaron por un referéndum ciudadano.

Por esa razón, 500 personas dispersas por diferentes partes del territorio nacional empezaron desde el 4 de setiembre con la recolección de las firmas. Aunque se requieren 150.000, el grupo se propuso llegar a las 180.000.

Su objetivo es encontrar personas que esten "cansadas de la corrupción" y que apoyan la idea de un referéndum para que sea el pueblo directamente quien decida si se aprueba o no la creación de las comisiones ciudadanas de fiscalización, indicó Alvarado.

La organización aprovechó la manifestación sindical de este 1 de Mayo para colocar en media calle, frente a la Plaza de la Democracia, unos 10 podios donde las personas podían firmar a favor del referéndum, mientras escuchaban los discursos de sus dirigentes.

Alvarado puntualizó que el plazo para recoger las firmas vence el 4 de junio, aunque pueden pedir un mes de prórroga.


proponente del proyecto, raul alvarado

Las firmas tienen que ser presentadas al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para que sus funcionarios revisen si se cumple con los requisitos establecidos para la convocatoria de un referéndum. Luego, según Alvarado, el TSE cuenta con un plazo de medio año para convocar al referéndum en una fecha que no puede coincidir ni acercarse (menos de 6 meses) al día de las elecciones.