Grupo que busca legalizar marihuana en el país pedirá apoyo para referéndum a partir del lunes

A partir de este lunes 5 de mayo, el Movimiento Cannabis Medicinal Costa Rica saldrá a la caza de 125 mil firmas con el objetivo de solicitar al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que realice un referéndum en donde se decida legalizar o no la marihuana para uso medicinal en el país, y regular la creación de clubs donde se vendan comestibles con este producto.

De acuerdo con el director del Movimiento Cannabis Medicinal Costa Rica, Gerald Murray, la idea es tener todas las firmas necesarias a finales de julio y para eso cuentan con el apoyo de 535 colaboradores que se distribuirán por diversas zonas del país.

Murray dijo que empezarán por 28 cantones, principalmente las cabeceras de provincias, universidades y call centers.

director de movimieinto cannabis, gerald murray

En el este movimiento concluyeron un proyecto de ley que plantearán a los futuros diputados para ver si lo respaldan, aunque cree que es difícil contar con el apoyo de la futura Asamblea Legislativa.

Este proyecto no solo intenta legalizar una planta, sino también, reconocer los beneficios que podrían tener en personas con cáncer, esclerosis múltiple, anorexia, depresión, estrés, ansiedad, trastornos de sueño, entre otras enfermedades, a través de una medicina natural, indicó Murray.

El proyecto establece que las farmacias concursen para obtener una patente con un costo mínimo de $100 mil, los cuales irán destinados a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). A estos dispensarios se les permitiría la venta exclusiva de marihuana medicinal.

Se les permitirá vender hasta 40 gramos por persona al mes, los dispensarios que incumplan se les castigara removiendo la patente o obligándolos a pagar 250 salarios base, según el proyecto.

Asimismo, pretende que a los productores se les permita sembrar hasta 99 matas medicinales, de diferente clase, las cuales serán entregadas por el Ministerio de Salud y la CCSS, con la condición de que su producción será vendida solo a las farmacias.


DIRECTOR DE MOVIMIEINTO CANNABIS, GERALD MURRAY

El proyecto también busca la creación de cafeterías o clubs (una por cantón), donde se les dará permiso de vender comestibles con cannabis y sus derivados dentro de la cafetería o club, no podrán vender medicina, ya que es exclusivo de los dispensarios.

Las personas que visiten estos clubs solo podrán consumir dentro de las instalaciones, queda prohibido la venta de licor y de menores de 18 años.

Toda esta industria medicinal podría generar al país ingresos de hasta $1.000 millones al año, los cuales serían distribuidos en salud, infraestructura, educación, seguridad y turismo, indica el proyecto.