Guerrilla de las FARC mantendrá su tregua unilateral en Colombia

Tregua​El conflicto colombiano de medio siglo ha dejado un saldo de 220.000 muertos

La guerrilla comunista de las FARC decidió mantener su tregua unilateral por tiempo indefinido en Colombia, a pesar de diversos ataques del Ejército, anunció la excongresista Piedad Córdoba tras reunirse con dirigentes rebeldes en Cuba.

"La delegación de paz de las FARC respondió en forma positiva a esta petición (de mantener la tregua declarada en diciembre) a pesar de los hostigamientos" de las fuerzas militares, dijo Córdoba, quien encabezó una delegación del llamado Frente Amplio por la Paz.

Dicho grupo está integrado por personalidades y organizaciones sociales colombianas, que se reunió con los negociadores de paz de la guerrilla.

"El Frente Amplio reclama que el gobierno asuma también comportamientos consecuentes y recíprocos que permitan prolongar el cese del fuego unilateral", expresó Córdoba, en alusión a las demandas de silenciar las armas mientras se desarrollan las negociaciones de La Habana, iniciadas en noviembre de 2012, que buscan acabar un conflicto armado de medio siglo.

Este Frente se ha encargado de verificar la tregua unilateral por tiempo indefinido puesta en vigor por las FARC el 20 de diciembre, a la que no se sumó el gobierno de Juan Manuel Santos, que cree que los rebeldes aprovecharían un alto al fuego bilateral para fortalecerse militarmente.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla de ese país, habían sugerido en los últimos días que podrían suspender su tregua, tras denunciar varias veces el "asedio" del Ejército contra posiciones rebeldes, indicando que algunas unidades guerrilleras habían respondido el fuego para defenderse.

"Ante la inminente posibilidad de la suspensión del cese al fuego que adelantan las FARC, declarado hace 52 días, por diversos ataques recibidos en desarrollo del mismo, el Frente Amplio solicitó mantener este compromiso humanitario", dijo Córdoba a la prensa en presencia de los delegados de las FARC en el Palacio de Convenciones de La Habana, sede de las pláticas de paz.