No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"No es extraño tener muchas llamadas con Bolaños", alega exfuncionario de la CNE

Guido Marín, quien fuera jefe de Proveeduría de la CNE, estaba incluido en la denuncia, pero Fiscalía descartó investigarlo

"No tengo nada que esconder, no es extraño que se hagan llamadas y todo se hizo siguiendo los procesos establecidos".

Así respondió el exfuncionario de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) Guido Marín al ser consultado por AmeliaRueda.com sobre sus vínculos con el cuestionado empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Marín fue, hasta enero de este año -cuando se pensionó-, jefe de Proveeduría de la esta entidad. Su nombre se relacionó con el caso conocido como el cementazo este jueves durante la comparecencia del director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios.

Espinoza señaló que Marín estaba incluido en la denuncia por presunto tráfico de influencias en el caso del cemento chino, junto con Bolaños, el exdiputado socialcristiano Wálter Céspedes y los diputados Víctor Morales Zapata (en ese momento de Acción Ciudadana) y Otto Guevara del Movimiento Libertario.

La denuncia anónima originó el expediente 15-000022-0033-PE, en donde quedaron en evidencia 231 llamadas telefónicas de Bolaños a Marín. No obstante la Fiscalía no incluyó a Marín en la investigación -pese a la recomendación del OIJ- y se concentró en los otros cuatro implicados.

"El estudio que nos piden es sobre cuatro teléfonos de cuatro personas involucradas, a pesar de que se derivada de una denuncia anónima en la que se mencionaban cinco sujetos, hubo uno al respecto que no se pidió el estudio telefónico. Cuando nosotros hacemos el informe le pedimos a la Fiscalía que valore la circunstancia (llamadas de Marín) y como recomendación le decimos que amplíe el estudio. Este señor se llama Guido Marín y venía en originalmente mencionado en la denuncia sin embargo en la petición de la Fiscalía no se incluyó este teléfono", explicó Espinoza.

Defensa

Marín, además de ser jefe de Proveeduría de la CNE, formaba parte del Comité de Adjudicaciones, instancia encargada de realizar los estudios financieros, legales y técnicos de las empresas que presentan una oferta de contratación, para luego dar una recomendación a la Presidencia de la Comisión.

Marín negó categóricamente que se hubiese beneficiado de alguna forma a Bolaños y también negó presiones de parte del empresario.

"Él era un poco más insistente que el resto de proveedores, pero no vi nada extraño en eso, es normal que llamen y pregunten", dijo el exfuncionario, justificando los contactos telefónicos con el empresario.

En cuanto a los cuestionamientos que se han hecho a las obras adjudicadas a las empresas de Bolaños, por ejemplo la del dique de Nosara y la segunda etapa de obras en Vuelta de Jorco (pese a que la empresa no mostraba la oferta más barata y era de las pocas que no tenían una garantía del Instituto Nacional de Seguros ni de algún banco público), Marín señaló que todos los procesos se hicieron siguiendo los criterios técnicos y legales de los departamentos respectivos del CNE.

Marín además indicó que nunca fue contactado por algún diputado, investigador judicial o fiscal sobre el caso del cemento chino y que ni siquiera sabía que su nombre figuró en una denuncia anónima.