Habrá más acusaciones en caso FIFA, dice investigador de EE.UU.

CorrupciónLa unidad de investigaciones criminales del Servicio de Rentas Internas de EE.UU. cree firmemente que hay otras personas y entidades implicadas en actos delictivos

Uno de los principales investigadores federales de Estados Unidos en el escándalo de corrupción de la FIFA dijo estar "bastante seguro" de que habrá otra ronda de acusaciones en el caso, informó el viernes el diario estadounidense The New York Times.

Richard Weber, jefe de la unidad de investigaciones criminales del Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS), no identificó quiénes son los blancos restantes de la investigación federal.

"Estoy bastante seguro de que vamos a tener otra ronda de acusaciones", dijo Weber al Times. "Creemos firmemente que hay otras personas y entidades implicadas en actos delictivos".

Dos días después de que 14 personas fueron acusadas de planificar esquemas de sobornos y blanqueo de dinero, que implican a altas jerarquías del organismo del fútbol mundial, Weber rechazó la idea de que el gobierno estadounidense tuviera la misión de derrocar el liderazgo de la FIFA.

"No creo que alguna vez hubo una decisión o una declaración de que iríamos detrás del fútbol. Íbamos detrás de la corrupción", dijo Weber.

"Una cosa llevó a la otra, llevó a la otra y a la otra", añadió.

Las autoridades federales aseguraron al diario que el momento en que se dieron a conocer las acusaciones no tuvo nada que ver con las elecciones del presidente de la FIFA, que tuvo lugar este viernes.

También negaron que haya sido un intento de dañar las posibilidades de reelección de Joseph Blatter al frente del organismo, quien a la postre resultó reelecto.

No obstante, según el informe del Times, los agentes federales pensaron que era mejor esperar a la reunión de funcionarios de la FIFA en Suiza para no tener que hacer luego detenciones por todo el mundo.

El miércoles, la secretaria de Justicia para el Distrito Este de Nueva York, Kelly Currie, calificó a las primeras acusaciones de "comienzo de nuestro esfuerzo, no el fin".

Aunque el IRS es mejor conocido por perseguir a los evasores de impuestos, se encargó de reclutar al ex oficial de la FIFA y de Concacaf Chuck Blazer, para convertirlo en el 'Garganta Profunda' que descubriera la estela de corrupción de la FIFA.

El caso entonces fue mucho más allá de fraude fiscal, hasta vincularse con una investigación que hacía el FBI desde finales de 2011 relacionada a sobornos y otros delitos de funcionarios de la FIFA.

"El caso comienza como un caso fiscal contra Blazer, pero nuestra participación no fue solo en el aspecto fiscal", dijo Weber.

"Una vez que nos involucramos en un caso de corrupción internacional como éste, usamos nuestra experiencia financiera para seguir el dinero", añadió.

Los oficiales de la ley dijeron al periódico que Blazer grabó conversaciones con funcionarios de la FIFA en 2012.

Para 2013, Blazer se declaró culpable de los cargos de evasión de impuestos y corrupción, pero había dado a los investigadores federales una visión clara de la corrupción en el seno de la FIFA, especialmente del trinitario Jack Warner, expresidente de Concacaf, a quien los fiscales acusan de haber ayudado a Sudáfrica a conseguir la Copa Mundial de 2010.