Hace 50 años, la Beatlemanía se apoderó de Washington

La primera vez que los británicos invadieron Washington, en la guerra de 1812, prendieron fuego la Casa Blanca, pero cuando regresaron con The Beatles, el 11 de febrero de 1964, arrasaron el Coliseum, mítico centro de espectáculos de la capital estadounidense.

Los cuatro de Liverpool dieron su primer concierto en Washington, adonde llegaron en tren dos días después de su debut televisivo en Estados Unidos, en Nueva York.

Para los 8.000 fans presentes esa helada noche de martes en el Coliseum, un recinto sin calefacción y sin parecido alguno a un circo romano pese a su nombre, fue el evento de su vida.

Cincuenta años después, el próximo 11 de febrero, también un martes, unas 3.000 personas volverán al histórico Coliseum a un concierto de aniversario, antes de que el lugar donde estaba la sala -hoy un aparcamiento- sea transformado en un centro comercial y de oficinas.