Hamas promete vengarse de Israel por la muerte de un joven palestino

El movimiento islamista Hamás amenazó el miércoles a Israel con vengarse del asesinato de un joven palestino cometido en aparente acto de represalia por la muerte de tres jóvenes israelíes.

El asesinato del joven palestino provocó una oleada de condenas de los dirigentes israelíes y palestinos, pero también internacionales, como la de Estados Unidos, que alertó de un empeoramiento de la situación a causa de los actos de venganza.

Israel "pagará el precio por esos crímenes", declaró Hamas. "Enviamos nuestro mensaje a la entidad sionista y a sus líderes, a quienes consideramos responsables directos" del asesinato, agregó.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, pidió al gobierno israelí "que castigue a los asesinos, si quieren la paz entre el pueblo palestino e israelí", así como "medidas concretas en el terreno para poner fin a los ataques de colonos".

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que anunció la apertura de una investigación, lamentó este crimen "abyecto" y advirtió a las partes de no tomarse la justicia por su mano.

El adolescente palestino, Mohamad Abu Khdeir, de 16 años, fue secuestrado el martes cuando hacía autostop en el barrio de Shuafat, en Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel.

La policía israelí confirmó el hallazgo de su cuerpo con "marcas de violencia" en un bosque de Jerusalén Oeste, si bien descartó vincular este asesinato con la muerte de los tres jóvenes israelíes, secuestrados el 12 de junio en la Cisjordania ocupada cuando hacían autostop.