Harina de maíz y condimentos para tamales con las mayores diferencias de precios entre comercios

#YoConsumidorEstudio del MEIC contempla el precio de productos básicos para la preparación de tamales

La harina de maíz y los condimentos son las dos materias primas del tamal que muestran las mayores diferencias de precios en el mercado, según un estudio realizado por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

El condimento conocido como bomba registró la más alta diferencia de precios (234 por ciento). El precio mínimo es de ¢320 y el máximo de ¢1.070 en presentaciones del mismo tamaño.

Las aceitunas en conserva muestran una diferencia porcentual de 115 por ciento entre el precio mínimo (¢1.160) y el máximo (¢2.495), también en latas de similar contenido.

El precio de la harina de maíz puede oscilar entre ¢799 y ¢1.500. La variación porcentual es de 88 por ciento.

El MEIC realizó este estudio entre el 25 y el 27 de noviembre de este año. En total, se tomaron en cuenta 56 establecimientos del Gran Área Metropolitana (GAM), entre supermercados y tramos de mercado.

El análisis considera el precio de 15 ingredientes básicos para la preparación de tamales.

El ministro de Economía, Welmer Ramos, indicó que el estudio reveló que el consumidor puede conseguir los productos frescos a un precio menor en los tramos de los mercados.

Entre los productos frescos el consumidor también puede encontrar diferencias significativas en los precios. Por ejemplo, en el chile dulce puede encontrarse una diferencia porcentual de 360 por ciento.

En las papas el consumidor puede encontrar una variación porcentual de hasta 157 por ciento.

El consumidor puede adquirir las papas a un precio mínimo de ¢437 por kilogramo y a un máximo de ¢1.125 por kilogramo. Este producto muestra una variación de 157 por ciento en su costo. Para elaborar 50 piñas, el costo mínimo requerido en papas sería de ¢1.869

Así, para preparar un total de 50 piñas de tamales en esta Navidad, los costarricenses deberán desembolsar como mínimo entre ¢21.000 y ¢29.000.

El MEIC encontró una diferencia de 34 por ciento en la canasta tamalera. La diferencia entre la canasta más cara y la más barata es de ¢7.352.