Hay elementos en los que el Gobierno coincide, dice Alvarado sobre propuesta fiscal de sindicatos

Diálogo​Mandatario reconoció que la propuesta se debe valorar y que también existen desacuerdos

El Gobierno de la República encontró coincidencias en la propuesta fiscal de las organizaciones sindicales, según lo reconoció este miércoles el presidente Carlos Alvarado durante un intercambio con los medios de comunicación, en medio de su primer gira oficial por Puntarenas.

"Yo coincido con lo que ha dicho el vicepresidente (Marvin Rodríguez). Él califica a todo el documento. Él dice que se ve con buenos ojos. Uno, porque es una propuesta. Y dos, yo he leído el documento y hay elementos los cuales están ahí plasmados con los que el Gobierno de la República coincide y quiere trabajar para que sean realidad", manifestó el mandatario, sin precisar los aspectos que tienen en común.

Lea: Gobierno pide a sindicatos reiniciar “sin condiciones” el diálogo para reforma fiscal.

Alvarado calificó como positivo que existan puntos de encuentro del Poder Ejecutivo con las agrupaciones de trabajadores y no escondió que también existen aspectos que "hay que valorar o en los que no estaremos de acuerdo".

El gobernante además le bajó el tono a la ruptura del diálogo entre las partes del pasado lunes, aduciendo que este ha sido sostenido por más de un mes y que incluso cuenta con un garante, como lo ha sido el padre Edwin Aguiluz, representante de la Iglesia Católica. También resaltó que las cinco reuniones sostenidas con la dirigencia sindical derivaron en la presentación de un pliego de propuestas de un sector que ha expresado en las calles su oposición al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que se tramita en la Asamblea Legislativa.

Lea: Sindicatos rompen diálogo con Gobierno que propuso reposición de jornada perdida por huelga.

"Veo el avance no sólo en que se ha sostenido y en que hay una mediación, sino que ahora también hay un documento de la parte sindical sobre la mesa. (...) Yo veo eso positivo porque es un diálogo que está ahí construyéndose", indicó Alvarado.

Dentro de los planteamientos gremiales se encuentra el establecimiento de un impuesto de 30 a un 36 por ciento sobre las grandes utilidades de los 400 mayores contribuyentes. También se propuso una mejor ejecución de la valoración aduanera, así como la implementación de un escaneo a contenedores para evitar la evasión y un tributo a las transacciones financieras internacionales. Además, se planteó un impuesto a las utilidades financieras del cobro a tarjetas de crédito, una contribución solidaria del sistema de exenciones de zonas francas, entre otros.

La propuesta de los sindicatos no afecta las remuneraciones del sector público, situación que exigen los diputados de oposición antes de ceder en la implementación de nuevos tributos.