Hindúes de Malasia se traspasan la piel con agujas y ganchos en ritual anual

Con motivo del festival Thaipusam, decenas de devotos del hinduismo en Malasia se perforan la piel en honor a la divinidad Muruga.

Se trata de uno de los eventos religiosos anuales más extremos del mundo, ya que las personas traspasan su piel con ganchos y gruesas agujas.

Durante los rituales, los devotos le piden también a los dioses bienestar para sus familias y agradecen por los favores concedidos.

Además, acuden a los templos y realizan diversas ofrendas. Dicen que no sienten dolor debido a que alcanzan un estado de trance.