Históricas inundaciones en los Balcanes dejan al menos 47 muertos y miles de damnificados

Al menos 47 personas murieron y miles han sido evacuadas en Serbia, Bosnia y Croacia, países azotados por las peores inundaciones en más de un siglo.

En Serbia y Bosnia, unas 50.000 personas tuvieron que ser evacuadas, mientras que en Croacia las crecidas dejaron un muerto y unos 15.000 damnificados.

"Lo que nos sucedió ocurre una vez en mil años", afirmó el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic.

Por el momento, los esfuerzos de los socorristas en Belgrado (Serbia) están concentrados en el río Sava, que se prevé alcance caudales máximos este lunes.

Algunos, con palas en las manos, llenaron bolsas de arena. Otros los colocaron en los lugares más vulnerables, a lo largo de los 12 kilómetros que recorre el río Sava en la capital.

Más de 300.000 bolsas de arena fueron puestas en la capital serbia a lo largo del río Sava, indicó el alcalde de Belgrado, Sinisa Mali.

Los diques edificados por miles de voluntarios a lo largo del río Sava y alrededor de la planta energética Nikola Tesla lograron contener el agua este domingo por la noche, afirmó el lunes la televisión estatal RTS.

En Serbia, numerosas personas que se quedaron sin hogar fueron alojadas en centros colectivos, sobre todo en Belgrado, bajo la supervisión de voluntarios de la Cruz Roja y de psicólogos.

El campeón serbio de tennis Novak Djokovic - quien calificó a estas inundaciones de "catástrofe bíblica" e hizo un llamado de ayuda a la comunidad internacional - dijo que donará a los siniestrados la totalidad del premio de 700.000 euros que recibió al ganar el torneo ATP de Roma, según la prensa local.

En Bosnia, en donde un tercio del territorio está bajo el agua, se suma además una nueva amenaza. Debido principalmente a los deslizamientos de tierra, las autoridades han advertido de posibles desplazamiento de los campos de minas antipersonas de la guerra que tuvo lugar entre 1992 y 1995, cuyo número se estima en 120.000.

Los paneles que indicaban las áreas donde estaban estos campos también fueron arrasados.

Samac, al noreste de Bosnia, en donde la casi totalidad de los 26.000 habitantes fueron evacuados en botes inflables y helicópteros, seguían bajo el agua este lunes, al igual que decenas de localidades de esta región del país.

Más de 25.000 siniestrados han sido evacuados hasta ahora en Serbia, más de 10.000 en Bosnia.

Al contrario, en Maglaj y Doboj, en el norte de Bosnia, ciudades que estaban totalmente inundadas, el agua comenzó a bajar.