Cantidad de hogares ticos sin acceso a canasta básica se triplicó en 19 años

Pobreza​En 1995 había 39.000 mil hogares en esta condición; al 2014, eran 95.000

El número de hogares que no pudieron acceder a la canasta básica alimentaria (CBA) casi se triplicó en un lapso de 19 años, pasando de ser 39.000, en 1995, a 95.000 en 2014.

"En personas, son más de 300 mil las que no cuentan con el ingreso suficiente para acceder a ella", apuntó la investigadora Karen Chacón, encargada del capítulo ambiental del XXI Informe Estado de La Nación, presentado este martes.

"Son los hogares que en los últimos 20 años han estado en la línea de pobreza", precisó.

Investigadora capítulo ambiental, XXI Informe estado de la nación, Karen Chacón

La investigación también señala que, en 10 años, el costo de dicha canasta básica aumentó un 15,2 por ciento. Entre julio de 2004 y julio de 2014, la canasta básica alimentaria (por persona, mensualmente) pasó de ¢18.006 a ¢45.116.

"En las dos últimas décadas, la proporción de hogares que no acceden a la CBA (medida a partir de la línea de pobreza extrema calculada por el INEC en las encuestas de hogares) se ha movido en un rango de entre 3,3 por ciento y 6,9 por ciento, con su punto máximo en 1996", señala el Informe, que por primera vez ofrece un estudio sobre la seguridad alimentaria y nutricional desde la perspectiva de la sostenibilidad ambiental.

"Los hogares más pobres y vulnerables son los que destinan una mayor parte de sus ingresos al consumo de alimentos. Es necesario, entonces, diseñar políticas públicas orientadas a corregir los efectos de las variables macroeconómicas relacionadas con el acceso a los alimentos, así como implementar programas de generación de empleo", recomienda el estudio.

INVESTIGADORA CAPÍTULO AMBIENTAL, XXI INFORME ESTADO DE LA NACIÓN, KAREN CHACÓN

Si bien el porcentaje de pobreza no ha variado mucho en el período analizado –oscilando entre un 20 y un 22 por ciento– la cantidad de personas pobres sí ha aumentado.

La CBA de la zona urbana está compuesta por 52 alimentos y la de la zona rural por 44.

En ambos se incluyen lácteos, carnes, embutidos, leguminosas, hortalizas, frutas, tubérculos, raíces, pan, galletas, cereales, azúcar, huevo y grasas, entre otros alimentos.

El Informe también señala que la agricultura familiar es "una actividad que ha contribuido de manera significativa a reducir la inseguridad alimentaria y nutricional de los hogares rurales y, a la vez, a generar ingresos para los pequeños productores".

"Varios estudios han demostrado que este modelo genera alrededor del 70 por ciento de los alimentos a nivel mundial, al tiempo que contribuye a preservar la biodiversidad y el legado cultural en las comunidades rurales".