Holandés Arjen Robben piensa que Costa Rica es "muy fuerte" y será "difícil" de vencer

La valiente Costa Rica, que en el Mundial Brasil 2014 se ha encargado de derribar muros y mitos, librará el sábado en Salvador un nuevo duelo al estilo 'David y Goliat' cuando se encuentre con la poderosa Holanda por el pase a las semifinales.

Arjen Robben, muy criticado tras el partido contra México por la polémica falta de penal cometida en su contra a último minuto, dice no subestimar al rival, al que calificó de sorpresivo y difícil.

"Costa Rica es un equipo muy bueno, estaba en un grupo muy difícil (...) pocas personas habrían apostado por su clasificación... es un equipo fuerte y todavía será un partido muy difícil para nosotros", dijo Robben en conferencia de prensa

El equipo dirigido por el colombiano Jorge Luis Pinto se convirtió en la sensación de la cita con resultados inimaginados y contradiciendo todo aquello que se dijo cuando el sorteo del calendario lo envió a un grupo en el que nadie le daba vida.

Los actuales subcampeones del mundo, que dejaron a México (2-1) por el camino con dos goles a dos minutos del final en octavos, se presentarán en Salvador sin Nigel de Jong en la primera línea de volantes, descartado por una lesión en la ingle.

Van Gaal le daría ingreso a Leroy Fer para ocupar esa vacante, luego de que el jugador del Norwich City se recuperara de una lesión muscular que lo tuvo al margen ante los mexicanos.

Asimismo, el cerebro Wesley Sneijder, que ha hecho trabajos diferenciados por un golpe en la pierna derecha sufrido en el partido pasado, será inicialista en Salvador.

Para el choque con los tulipanes, Pinto no prevé cambios en la nómina inicialista que utilizó ante los helenos, y luego de un pequeño susto con el magnífico golero Keylor Navas, afectado en un hombro durante un entrenamiento esta semana, el equipo llegará al Arena Fonte Nova en buena forma y con el ánimo en un 200%.