Hondureños bloquean calles en protesta contra la corrupción

Movimiento​Desde mayo anterior, el movimiento autodenominado “Indignados” ha realizado fuertes protestas contra la corrupción política y el clima de violencia en este país

Centenares de manifestantes bloquearon este miércoles las carreteras en una decena de lugares de Honduras, para exigir una comisión internacional de Naciones Unidas que investigue la corrupción en el gobierno, informaron fuentes del movimiento.

"Queremos la CICIH (Comisión Internacional Contra la Impunidad de Honduras)", se leía en las pancartas que llevaban algunos de los manifestantes, la mayoría indígenas lencas del oeste del país, que bloquearon la principal carretera de Honduras que comunica a la capital con San Pedro Sula.

El dirigente de los lencas, Salvador Zúniga, afirmó que los hondureños "estamos cansados de esta dictadura que reprime al pueblo, privatiza los bienes naturales y que también está reprimiendo a los medios de comunicación que acompañan a nuestro pueblo", mediante juicios contra periodistas y amenazas de suspender los permisos de operación.

En la capital, cientos de estudiantes de la Universidad Nacional bloquearon el paso por el bulevar Suyapa y decenas de policías los atacaron con bombas lacrimógenas y chorros de agua con una tanqueta, mientras los alumnos les lanzaban piedras, constataron periodistas de la AFP.

El dirigente del movimiento de los Indignados, Miguel Briceño, fue detenido y llevado a un cuartel policial, pero fue liberado en seguida.

El portavoz de la policía, comisionado Leonel Sauceda, dijo a medios locales que los manifestantes fueron desalojados en diferentes zona del país "para permitir el derecho a la circulación de la mayoría de los hondureños".

Las protestas, convocadas a través de las redes sociales, incluyeron bloqueos en las ciudades norteñas San Pedro Sula, El Progreso y Sabá, y las sureñas Flores y Choluteca, entre otros.

Algunos grupos de manifestantes quemaron llantas en medio de las vías, donde provocaron severos congestionamientos de vehículos.

Las organizaciones populares integradas en un movimiento autodenominado "Indignados" iniciaron en mayo pasado una cadena de marchas de protestas llevando antorchas para exigir la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández y la instalación de la CICIH para que lo investigue por supuesta corrupción.

Las marchas empezaron luego que la fiscalía comprobó que unos $330 millones fueron saqueados del Seguro Social. Posteriormente, el presidente admitió que unos $94.000 de ese dinero ingresaron a su equipo de campaña para su elección en 2013.