A la mitad de los trabajadores del país no les pagan las horas extras, revela estudio

Estado de la NaciónEl 40% no tiene seguro de riesgo laboral, y al 20% no le pagan aguinlado


A cinco de cada diez trabajadores en Costa Rica no les reconocen la jornada extraordinaria, un derecho mínimo establecido por ley.

La información la reveló el XXI Informe Estado de la Nación; el periodo corresponde al 2014.

La jornada extraordinaria está regulada en el artículo 139 del Código de Trabajo, esta consiste en el trabajo efectivo que se realiza fuera de la jornada ordinaria de ocho horas (seis para quienes trabajen en horario nocturno) o la que sobrepase lo pactado en un contrato laboral. La remuneración debe ser de un 50 por ciento más; es decir, si la hora ordinaria se paga en ¢10.000, la hora extra debe tener una compensación de ¢15.000.



Limitación

No todos los trabajadores gozan del derecho de las horas extra. El artículo 143 del Código de Trabajo señala una serie de límites y exclusiones. Por ejemplo: gerentes, administradores, empleados de confianza y aquellos que realicen funciones que "por su indudable naturaleza" no están sometidos a jornadas de trabajo.

El abogado experto en el tema laboral, Rafael Rodríguez, señaló que pese a que la norma es general, cada caso debe de analizarse según su particularidad, con el fin de evitar abuso por parte de los patronos.

abogado laboral, rafael rodriguez

Más hallazgos

El Estado de la Nación reveló además que de cada diez empleados, dos no reciben aguinaldo, a tres no se les paga el seguro de salud, ni disfrutan de vacaciones ni días por enfermedad, y cuatro no tienen seguro de riesgos de trabajo.

Con base en los seis derechos seleccionados en el estudio (las horas extra más los cinco del párrafo anterior), los investigadores clasificaron a los trabajadores en tres grupos, que van desde el cumplimiento total o casi total (reciben cinco o seis garantías), hasta el incumplimiento total o casi total (reciben una o ninguna).

En promedio para el país, el 62 por ciento de los asalariados disfruta de cinco o seis derechos laborales, mientras que un 23 por ciento prácticamente carece de protección.