Hospital de Niños alerta sobre doloroso tipo de anemia que padres pueden transmitir a sus hijos

Autoridades del Hospital Nacional de Niños alertan que en el país una de cada 52 personas son portadoras de depranocitosis, un doloroso tipo de anemia celular que se transmite a los niños cuando dos personas que portan la enfermedad tienen un hijo.

El director del Programa Nacional de Tamizaje, Manuel Saborío, explicó que uno de cada cinco mil niños que nacen en el país tienen depranocitosis, un padecimiento que provoca dolores intensos en los huesos y en el cuerpo a quienes sufren la enfermedad.

La depranocitosis se empezó a identificar en 2005 cuando se incluyó como parte de los análisis de sangre se hacen en el tamizaje a los menores.

En los últimos nueve años la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) identificó a más de 8 mil menores con la enfermedad en el país.

La depranocistosis es una anemia en las células que se transmiten de forma hereditaria y que aparecen por una mutación en el cromosoma 11 del ADN de las personas con la enfermedad.

Las principales consecuencias son crisis muy dolorosas, infecciones bacterianas y necrosis (muerte patológica de un grupo de células).