ICE aprueba salario único vigente de inmediato para nuevos trabajadores

medida​Planilla de la entidad es de 15.041 empleados.

Todos los nuevos colaboradores que contrate el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) estarán sujetos a un esquema de salario único. La medida no afecta los contratos laborales de los actuales trabajadores.

Con esta decisión, el ICE se ajusta la necesidad de reducir los gastos en pluses salariales, sobresueldos, anualidades y dedicación exclusiva . Cada vez que un funcionario actual se jubile o deje de trabajar en la entidad, se sustituirá con un trabajador que entrará bajo el nuevo régimen.

presidente ejecutivo ice, Carlos obregón

El salario único lo aprobó el Consejo Directivo de la institución en su sesión del 31 de agosto pero fue comunicado hasta este lunes. La medida causó molestia a nivel sindical, según confirmó el presidente ejecutivo del ICE, Carlos Obregón.

No obstante, el funcionario señaló que es una decisión en firme.

A junio de este año la planilla de la entidad era de 15.041 empleados, luego de atravesar un proceso de recortes que la redujo en 1.716 colaboradores desde 2011.

La entidad no reveló los detalles de los montos que desembolsa por concepto de pluses salariales ni cual es la tasa promedio de contratación anual, pero sí comunicó que se han desarrollado varias iniciativas tendientes a reducirlos como por ejemplo una auditoría entre 2013 y 2015 para puntualizar los sobresueldos que se pagan por zonaje, desplazamiento de personal, guardias y disponibilidad.

Asimismo, adujo que se ahorraron ¢300 millones en la partida de gastos por viajes al exterior entre 2010 y 2014 y a nivel inmobiliario pretenden ahorrar unos ¢11.700 millones con la adquisición de un plantel en Pavas y un edificio en Sabana Norte, para eliminar alquileres.

Paralelo a las medidas adoptadas por el ICE sus subsidiarias Radiográfica Costarricense (Racsa) y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) han efectuado también programas tendientes a reducir los gastos.

En el caso de la primera aducen que ya un 72 por ciento del personal se encuentra bajo el régimen de salario único global y que desde 2009 no contrata personal con anualidades o dedicación exclusiva.

Por su parte, en la CNFL se estima el ahorro de unos ¢70 mil millones de aquí a 2018 por programas de movilidad laboral voluntaria, rebajas en el aporte patronal al fondo solidarista y variaciones en el cálculo de las anualidades.