Iglesia de Costa Rica empieza a contestar preguntas del Papa Francisco

Las ocho diócesis católicas de Costa Rica ya tienen en sus manos el cuestionario enviado desde el Vaticano por el Papa Francisco sobre los desafíos pastorales de la familia.

El documento, que lleva por nombre "Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización", está dividido en nueve temas centrales.

Las preguntas del Pontífice versan sobre difusión de la sagrada escritura el matrimonio según la ley natural; la pastoral de la familia en el contexto de la evangelización; la pastoral para afrontar algunas situaciones matrimoniales difíciles; uniones entre personas del mismo sexo; la educación de los hijos en situaciones matrimoniales difíciles; la apertura de los cónyuges a la vida; la relación entre la familia y la persona; y, finalmente, un apartado dedicado a desafíos y propuestas.

Según confirmó a AmeliaRueda.com el secretario de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, monseñor Ángel Sancasimiro, el documento ya está en el país y será respondido por los miembros de cada diócesis.

El documento completo fue facilitado por el Vicario Episcopal de Comunicación de la Diócesis de Alajuela, Sixto Varela, este martes.

monseñor ángel sancasimiro

El documento se envió a todas las diócesis del mundo y tiene como objetivo servir de insumo para la asamblea extraordinaria de obispos del próximo año. Esta reunión se conoce como Sínodo y hace referencia a los encuentros periódicos entre los obispos y el Sumo Pontífice para fortalecer su unión.

Monseñor Sancasimiro explicó que los encargados de responder la encuesta serán los sacerdotes de cada diócesis y algunos laicos.

Posteriormente una comisión recopilará las respuestas y enviará un documento con conclusiones al Vaticano antes de que finalice este año.


MONSEÑOR ÁNGEL SANCASIMIRO

El Sínodo de Obispos se celebrará del 5 al 19 de octubre de 2014 y lleva por nombre "Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización".

Las opiniones de la Iglesia costarricense serán recopiladas y posteriormente enviadas a Roma. Este proceso demorará alrededor de dos meses, según explicó monseñor Sancasimiro.