Iglesia de Inglaterra aprueba histórica ordenación de mujeres como obispos

El sínodo general de la Iglesia de Inglaterra, madre de la Comunión Anglicana, aprobó el lunes la ordenación de mujeres como obispos, por primera vez en cerca de 500 años de historia. Esta Iglesia cuenta con 80 millones de fieles en 165 países.

Los delegados reunidos en York (norte de Inglaterra) autorizaron la reforma por mayoría de dos tercios. Ahora debe discutirse en el Parlamento de Gran Bretaña, luego debe aprobarla la reina Isabel II y volver al Sínodo General en noviembre como una formalidad antes de que entre en vigor.

La Iglesia de Inglaterra, una escisión de la católica. Los resultados de la votación sobre esta reforma, que dividía a la Iglesia de Inglaterra desde hace varias décadas, fueron acogidos con aplausos e incluso gritos de alegría.

Aproximadamente unas 150 personas, en su mayoría mujeres sacerdotes, salieron a celebrar el acontecimiento, destapando botellas de champaña y abrazándose.

La primera mujer obispo podría ser ordenada a comienzos del año 2015. La aprobación de esta reforma por el sínodo inglés no obligará a las otras iglesias anglicanas a ordenar mujeres como obispos, pero envía un mensaje fuerte.

En Inglaterra, donde las mujeres pueden desde 1992 ser sacerdotes, la comunidad anglicana busca con esta propuesta acabar con su imagen de iglesia retrógrada, en comparación con la actitud más progresista de otras iglesias anglicanas, como en Gales, Estados Unidos, Australia, Canadá y Swazilandia, que ya autorizan la ordenación de mujeres como obispos.