Iglesia luterana costarricense renueva junta directiva con miembros alejados del gobierno

cambio​Nuevo líder aclaró que el Ministro de la Presidencia continúa siendo obispo, pero sin ejercer

La Iglesia Luterana costarricense eligió este sábado durante una Asamblea General una nueva junta directiva con miembros alejados del gobierno de la República.

Durante los próximos dos años el pastor Gilberto Quesada Mora ocupará el cargo de presidente y la pastora Geraldine Álvarez Rocha la vicepresidencia. Los otros miembros elegidos en la nueva junta directiva son los laicos Mercedes Vargas Obregón como secretaria y Óscar Varela Herrera como tesorero.

Quesada, de 56 años, indicó que los asambleístas de la Iglesia luterana acordaron renovar su estructura jerárquica con figuras sin vínculos con la administración del presidente Luis Guillermo Solís.

El líder de la congregación opinó que la relación de la Iglesia luterana con el gobierno no debe interferir en las labores que cada una realiza.

El ministro de la Presidencia y fundador de la iglesia luterana en Costa Rica, Melvin Jiménez, no participó en la Asamblea General, que se celebró de 9 a.m. a 6.45 p.m, a pesar de haber sido invitado al evento.

El nuevo líder de los luteranos en el país, manifestó que no se habló de Jiménez durante la asamblea; no obstante aclaró que continúa siendo obispo de esa Iglesia, pero sin estar ejerciendo en este momento.

En noviembre del 2014, la Sala determinó que prohibir a Melvin Jiménez ejercer como Ministro de la Presidencia por su condición de obispo limita un derecho consagrado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos: participar en la dirección de asuntos públicos o de acceder a funciones públicas en condiciones de igualdad

Durante la reunión se tenía previsto analizar unos informes financieros relacionados con donaciones que realizaron miembros de la iglesia luterana durante la campaña presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), sin embargo, por cuestiones de tiempo no pudieron revisarlos.

La Asamblea General acordó reunirse el 25 de abril próximo para dar a conocer las auditorías en sesión de junta directiva.

El nuevo presidente de la Iglesia luterana es teólogo. Fue sacerdote católico durante 15 años y es pastor luterano desde hace 17 años. Está casado con una profesora de la Universidad Nacional (UNA) con la que tiene tres hijos.

La Iglesia luterana tiene alrededor de 55 mil feligreses en Costa Rica.