Alajuela festeja el baile popular con obra monumental de escultora Leda Astorga

Escultura​El Monumento al Baile Popular es la segunda pieza de arte público inaugurada en uno de los parques del municipio en lo que va de diciembre

Si fuera por el clima, no sería una noche típicamente alajuelense, pero por fortuna, más allá del viento helado y las gotas que caen de pronto, hay un molote de alajuelenses de pura cepa que insisten en hacerse selfies junto a la pareja del momento. Ella es una tica exuberante, totalmente desenvuelta en asuntos de minifaldas, y él, un alemán barbado, rollizo como un embutido.

Ni queriendo podrían pasar inadvertidos, debido a sus tres metros de altura, pero de lo contrario no estarían ahora en el parque Próspero Fernández. Así los concibió, hace dos años, la escultora Leda Astorga: enormes, llamativos y apercollados. Ahora solo es cuestión de tiempo para que su fama traspase las fronteras de Alajuela.

Inaugurado la noche de este sábado, el Monumento al Baile Popular contó con la participación de autoridades políticas y culturales del municipio, que se reunieron en el conocido ‘parque del cementerio’ para develar los tres metros de bronce policromado creados por Astorga.

Lo más probable es que sea swing criollo, pero nadie sabe a ciencia cierta qué ritmo los mueve. Aún así, la imponente diva y su rubicunda pareja resultaron elegidas para celebrar una de las manifestaciones más expresivas de la cultura popular costarricense, así como los 10 años de hermandad entre Alajuela y la ciudad germana de Lahr. Los que pasaron por el micrófono, solo tuvieron palabras elogiosas para esta localidad de 43 mil habitantes, al suroeste de Alemania.

La escultora explicó que su mamá, Leticia Mora Quesada, jugaba en ese mismo parque de pequeña, y aseguró que, aún más motivada por ello, había realizado su trabajo con ‘placer y orgullo’. “Ojalá los llene de una enorme alegría por vivir”, dijo, al cierre de su intervención. Por su parte, el alcalde Roberto Thompson celebró “el compromiso de los artistas”, y alabó la importancia de mantener viva el alma y la historia de la comunidad.

Tras las palabras protocolarias, cayó el telón. Los gigantes quedaron a la vista del público, que inmediatamente desenfundó celulares y corrió por su selfie. Paradójicamente hubo baile, pero no para todos, pues la música alcanzó únicamente para la presentación de un grupo de parejas expertas, que demostraron cómo se baila lo que generalmente todo el mundo improvisa.

El Monumento al Baile Popular es la segunda obra de arte público que la Municipalidad de Alajuela inaugura en un lapso de 10 días, en un parque del municipio. La anterior fue un monumento dedicado al mítico futbolista Alejandro Morera Soto, realizado por el escultor alajuelense Edgar Zúñiga.

La obra fue develada el pasado 1 de diciembre en el remodelado Parque Eloy Alfaro, conocido como ‘parque Palmares’.