Incendio de 17 días consumió más de la mitad del parque nacional Diriá de Santa Cruz

siniestroSinac presentó denuncia ante Ministerio Público para que investigue causas del siniestro

El incendio de 17 días en el Parque Nacional Diriá en Santa Cruz, Guanacaste, afectó al menos 3.300 hectáreas, la mitad del área del territorio protegido.

Para precisar el deterioro ambiental, las Autoridades del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) iniciarán esta semana una valoración del estado del terreno afectado, dijo el director del Área de Conservación Tempisque, Nelson Marín.

Director del Área de Conservación Tempisque, Nelson Marín

La presencia de pendientes y de fuego en algunas áreas ha impedido que los expertos puedan realizar la inspección en el 58 por ciento de las 5.600 hectáreas que componen el parque Diriá.

Marín comentó que el incendio se aplacó el martes anterior en la madrugada con ayuda de la lluvia. Durante los 17 días del siniestro se puso en riesgo a venados, anfibios, murciélagos, tepezquintles, guatusas, zaínos, de los cuales todavía no se ha logrado contabilizar las muertes.

DIRECTOR DEL ÁREA DE CONSERVACIÓN TEMPISQUE, NELSON MARÍN

Las autoridades del Sinac presentaron la semana anterior una denuncia formal ante el Ministerio Público para que se investigue las causas del incendio.

Marín indicó que sospechan de cazadores que queman algunas zonas para distraer la atención de los guardas y dirigir a los animales a fuentes de agua.

El director del Área de Conservación Tempisque relató que días atrás en una de las zonas donde se lograron controlar las llamas se divisó a unas personas que huyeron en motocicleta después de volver a prender fuego en el sitio.

Hace 20 años no se presentaba un evento como este, por lo que la cantidad de combustible natural ayudó a que se extendiera el fuego en el parque nacional.

Con la entrada de la estación lluviosa a mediados de mayo se espera finalice la temporada de incendios forestales, sin embargo el funcionario del Sinac solicitó a la ciudadanía ser conscientes de los peligros que conlleva encender fogatas o prender matorrales sin la supervisión necesaria.