31,5% del salario de docentes son incentivos pero su impacto en calidad no se mide, según informe

Estudio​Estado de la Educación señala que Costa Rica desaprovecha incentivos no financieros para promover desarrollo de los educadores

Casi una tercera parte (31,5 por ciento) del salario de un docente costarricense corresponde a incentivos salariales creados sin un vínculo al logro de metas educativas específicas. Entretanto los recargos representan un 9,8 por ciento de su remuneración y la base salarial el restante 58,7 por ciento.

Ni los incentivos ni los recargos -que en conjunto suman un 41,3 por ciento- se encuentran asociados a resultados, indicadores o mecanismos que permitan analizar y definir aquellas compensaciones que funcionan y deben fortalecerse y las que presentan debilidades en su ejecución y deben revisarse.

Así lo señala el Quinto Informe Estado de la Educación, dado a conocer este martes, que elaboró una radiografía de la remuneración que reciben los docentes del sector público laborando en primaria y secundaria.

El análisis, que se basa en la planilla de 2013 que el MEP facilitó al Programa Estado de la Nación, concluye que, si bien el país tiene un esquema de incentivos y recargos muy similar al del resto del mundo, su principal debilidad y rezago es la ausencia de herramientas de seguimiento y evaluación, explicó la socióloga y coordinadora del informe, Isabel Román.

coordinadora estado de la educación, isabel Román

"El sistema educativo no cuenta con instrumentos e incentivos que reconozcan y estimulen a los docentes que presenten un desempeño sobresaliente y, por ende, propicien mejores resultados en sus alumnos", apunta el Estado de la Educación.

Más bien, incentivos como el didáctico, diseñado para que los docentes actualicen sus conocimientos y adquieran materiales de trabajo como fichas y guías, se otorgan automáticamente -independientemente del uso que le dé el educador- y no como recompensa por alcanzar y mantener determinados objetivos, explica el informe.

En el caso del incentivo por zonaje e índice de desarrollo social, que busca atraer docentes a entornos de difícil acceso y regiones de baja condición socioeconómica, el investigador a cargo del análisis, José Eduardo Angulo, encontró desigualdades en detrimento de los docentes y alumnos, las cuales requieren revisión.

investigador, josé Edo. angulo

Se refiere a docentes que reciben el incentivo porque el centro educativo donde trabajan está en una zona de bajo desarrollo, mientras otros educadores no lo reciben porque la escuela está un cantón con alto desarrollo, aunque las condiciones de la población que atienden no concuerden con esa realidad pujante.

Creatividad para premiar

Más allá del tradicional reconocimiento financiero de títulos y años de experiencia, distintos sistemas educativos alrededor del mundo ensayan con incentivos que no se traducen en una erogación económica, pero que tienen un efecto motivador y de apoyo a la calidad docente.

El informe cita el ejemplo de Corea del Sur y China, países en los cuales enseñar en entornos desfavorecidos no se premia con dinero, pero constituye un prerrequisito para ascender en la escala de puestos del magisterio.

"En esta materia, Costa Rica se ha quedado rezagada", sentencia el más reciente Estado de la Educación. El desafío es ser creativos para incentivar sin mayores recursos.

COORDINADORA ESTADO DE LA EDUCACIÓN, ISABEL ROMÁN

director Estado de la Nación, Jorge Vargas

Si bien el documento evita valorar la conveniencia o perjuicio de la estructura de incentivos y recargos, el director del Programa Estado de la Nación, Jorge Vargas Cullell, fue contundente en afirmar que en Costa Rica no existe posibilidad de expandir más el gasto público en educación y que se deben lograr mejores resultados con los recursos que se tiene.

Reconociendo el peso y el poder de los distintos sindicatos que agrupan a los educadores del sector público, el investigador a cargo de este apartado sugiere que las soluciones salgan de los gremios para crear incentivos no financieros que mejoren la educación costarricense.

AmeliaRueda.com quiso conocer la reacción de la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, al tema; sin embargo, su asesora de prensa indicó que la funcionaria se referiría a los temas del Quinto Informe del Estado de la Educación hasta que le entregaran oficialmente el documento.