Incofer revive planta hidroeléctrica en Tacares

Al menos $190 mil al año recibirá el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) con la reapertura de la planta hidroeléctrica Tacares, en Alajuela.

Ese será el canon que le pagará la Empresa de Servicio Públicos de Heredia (ESPH) por explotar esa represa, que construyó en 1931 para abastecer de energía al sistema ferroviario, pero que dejó de funcionar en 1995, cuando se cerró el ferrocarril.

La planta se reinauguró el 24 de octubre, como parte de un convenio que se firmó en 2007. La ESPH administrará la planta durante 20 años, periodo en que deberá pagar una anualidad al Incofer según la cantidad de energía que genere.

Según el presidente Ejecutivo del Incofer, Miguel Carabaguiaz la hidroeléctrica tiene capacidad para producir unos 29 mil kilovatios, el equivalente al consumo de poco más de 15 mil hogares.

presidente del incofer, miguel carabaguiaz

De acuerdo con el jerarca esos ingresos permitirán darle estabilidad financiera a la institución para el pago de salarios y costos operativos.

A la vez que descartó que se puedan utilizar esos fondos para invertir en nuevos proyectores ferroviarios, pues no son suficientes.