Costa Rica es uno de los dos países más generosos de Latinoamérica, según índice mundial

#BuenasNoticias​País supera a naciones desarrolladas de Europa como Dinamarca y Suiza

Costa Rica es el segundo país latinoamericano más generoso según el Índice Mundial de Generosidad 2015 elaborado por Charities Aid Foundation (CAF).

En la clasificación general Guatemala es el país de la región más generoso (ocupa el puesto 16 en el mundo).

Veinte casillas atrás está Costa Rica, en el puesto 36 del ránking mundial.

PRESIDENTE DE LA FOS, JAVIER SANDOVAL

Ambos superan a países como Chile (49), Panamá (53), Colombia (66), Uruguay (77) y México (90), así como a naciones Europeas y desarrolladas como Dinamarca (39) y Francia (74) por mencionar dos.

Este índice es reconocido internacionalmente como la medida comparativa líder de la generosidad. Mide tres variables y al consultársele a los entrevistados se les pregunta si en el último mes han donado dinero, tiempo o si han ayudado a un desconocido. Combinados proporcionan una sencilla pero universalmente entendida imagen de la generosidad en 145 países.

El puesto número uno a nivel mundial lo ocupa Myanmar, en el sudeste asiático, mientras que los dos últimos puestos los ocupan China y Burundi, en África.

En "ayuda a desconocidos", Costa Rica ocupa el puesto 19 en el listado mundial. Menos alentadora es la posición en las variables "donar dinero" (56) y "donar tiempo" (39).

¿Es Costa Rica realmente generoso?

Para el presidente de la Federación de Organizaciones Sociales de Costa Rica (FOS), Javier Sandoval, la respuesta es sí.

Según el índice, el país registra un histórico nivel solidario, lo que permite que figure en este ranking mundial por encima de países cuyo ingreso per cápita es mayor, concluye Sandoval, que destaca que Costa Rica ha tenido la capacidad de fundar instituciones solidarios como la Caja Costarricense del Seguro Social y el Instituto Mixto de Asistencia Social (IMAS).

PRESIDENTE DE LA FOS, JAVIER SANDOVAL

Para el representante presidente de FOS, un ejemplo reciente de la generosidad del país es la respuesta de las instituciones públicas, organizaciones privadas y sin fines de lucro y particulares para atender a los emigrantes cubanos ubicados en albergues en la zona fronteriza norte del país.

Sin embargo, alertó sobre la pérdida de solidaridad entre los costarricenses en parte por la apatía que provoca la situación económica del país.