56 municipalidades ejecutaron menos del 70% de su presupuesto en 2014, indica la Contraloría

InformeGestión financiera es un área crítica con una calificación promedio de 42,1 puntos para las 81 municipalidades

Contraria a la situación del gobierno central, con un déficit financiero creciente, en las arcas de la Tesorería Nacional la mayoría de los gobiernos locales acumulan año tras año cientos de millones en superávit.

El excedente es considerado un problema, pues resulta de un deficiente manejo de las finanzas en las municipalidades, que en 2014 se tradujo en un superávit de ¢112,3 mil millones (0,4 por ciento del Producto Interno Bruto).

Ese año, 63 de las 81 municipalidades registraron un superávit y 56 ejecutaron menos del 70 por ciento de su presupuesto, de acuerdo con el Índice de Gestión Municipal de 2014 (IGM-2014), divulgado este viernes por la Contraloría General de la República (CGR) y en el cual, por segundo año consecutivo, toman parte la totalidad de las alcaldías.

Ante esta realidad, el ente contralor otorgó a los gobiernos locales una calificación promedio de 42,1 puntos de 100 posibles, en el área de gestión financiera. En el año 2013 la nota promedio de ese mismo indicador fue de 39,4.

La gestión financiera de las municipalidades es una de nueve áreas críticas incluidas en el IGM-2014, el más reciente documento de la Contraloría en alertar sobre esta elevada subejecución presupuestaria.

"Todos los años se acumulan significativas cantidades de recursos públicos, asignados a municipalidades en diversas leyes, para la realización de obras y proyectos," dijo la Contraloría en un el informe N° DFOE-DL-IF-2-2014 de marzo de 2014. "En algunos ayuntamientos, no pueden ser utilizadas en esos propósitos, por limitaciones en su gestión,” sentenció.

En el polo opuesto a las 63 municipalidades con superávit, hay 18 alcaldías con resultados deficitarios por una suma aproximada de ¢5.700 millones.

Este saldo en rojo oscila entre los ¢600 y los ¢1.770 millones en los siguientes cantones distribuidos por provincia:

    Puntarenas: Aguirre, Coto Brus, Golfito, Montes de Oro, Puntarenas y Parrita.

    Cartago: Jiménez y Oreamuno.

    San José: Acosta, Alajuelita, León Cortés, Puriscal y Turrubares.

    Alajuela: Guatuso, Naranjo y San Mateo.

    Guanacaste: Carrillo y Nicoya.

    Además de la gestión financiera, contenida en el eje 'desarrollo y gestión municipal', la Contraloría evalúa con el IGM otros cuatro factores: planificación y participación ciudadana, gestión de desarrollo ambiental, gestión económica (vial) y gestión de servicios sociales.

    El análisis demuestra que San Carlos desplazó a Santa Ana como la mejor Municipalidad calificada en 2014.

    El municipio sancarleño pasó de una calificación de 81,7 en el 2013 a 92,2 en el 2014, mientras que Santa Ana bajó su nota, al pasar de 86,4 a 82,8.

    En promedio, la puntuación para los 81 municipios en los cinco factores fue de 59 puntos de 100, la mejor de los últimos cinco años, según el gerente de Área de Desarrollo Local de la Contraloría, Germán Mora.

    No obstante, el informe concluye que "los resultados del IGM-2014 muestran un sector municipal con un ritmo de avance lento."