Indígenas Ngöbe pueden elegir entre médicos de la Caja ó chamanes en EBAIS de la zona sur

Integración​Oferta de servicios incluye consultorio para curar hechicerías, males de ojo o interpretación de sueños

Elegir entre ser atendido por un médico de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) o por un chamán -conocido como médico tradicional- es la opción que tienen los indígenas Ngöbe de la reserva La Casona cada vez que asisten al EBAIS, en la Zona Sur del país.

Se trata de un centro médico de la CCSS inaugurado en noviembre del 2013, el cual, por iniciativa de su director, el doctor Pablo Ortíz, integró la medicina que ofrece el sistema de seguridad social con las tradiciones culturales y ancestrales de los indígenas Ngöbe de la comunidad Bribri del país.

director del ebaís de la casona en reserva ngôbe, dr. pablo ortíz

Ortíz relata que, por ejemplo, un indígena puede acudir a chamán para que le curen un mal de ojo, una hechicería o le interpreten un sueño.

Para padecimientos como resfríos, diarreas o fracturas, la atención médica la ofrecen doctores de la CCSS.

Hace diez años cuando Ortiz llegó a La Casona en San Vito de Coto Brús, encontró que los indígenas de la zona se trataban las enfermedades con medicina tradicional que incluye medicamentos a base de hierbas.

Los partos los atienen las parteras de la comunidad pero no acuestan a las mujeres, sino que los tienen de pie, cuenta Ortíz.

"Cuando llegó el momento de construir el EBAIS en el 2011, hubo que buscar un acuerdo con los indígenas de la comunidad. Había que empezar de cero", asegura el Director del centro médico.

Ortíz incluyó los criterios de los indígenas en la construcción del edificio. "El EBAIS lo diseñaron ellos, con la arquitectura indígena de la zona, antes de iniciar la construcción incluso hicieron una limpia en el lote", agrega el doctor.

Pero los indígenas Ngöbe no solo tuvieron participación en el diseño del EBAIS, también lograron un acuerdo con la CCSS para tener un consultorio de medicina tradicional y la oportunidad de que una mujer embarazada elija si quiere un parto clínico o la atención de una partera.

Se firmó entonces un acuerdo con siete puntos que tantos los indígenas como los médicos de la CCSS respetan y renuevan cada dos años.

"El primer punto es que tanto los médicos tradicionales que son indígenas y las parteras que trabajan en el EBAIS respetan la labor de los empleados de la CCSS y viceversa", afirma Ortiz.

El proceso de integración médico y cultural que se realizó en este EBAIS permitió crear la figura de los Asesores Culturales, que son indígenas que se capacitan en temas como control prenatal, higiene personal y otras áreas médicas y que luego transmiten ese conocimiento a sus vecinos.

DIRECTOR DEL EBAÍS DE LA CASONA EN RESERVA NGÔBE, DR. PABLO ORTÍZ

El EBAIS de La Casona se construyó con ¢85 millones aportados por la Agencia de Cooperación Española y ¢10 millones de la CCSS.

Actualmente, el centro médico emplea a un doctor en medicina, un técnico de registro, dos asistentes médicos, un auxiliar en enfermería y un técnico en farmacia, como parte del personal de la CCSS.

Además, trabajan cinco médicos tradicionales y 15 parteras que reciben un reconocimiento económico pagado por cooperación internacional.

El EBAIS fue pintado por los mismos indígenas y tiene figuras o diseños que funcionan como escudos para la salud dentro de su cultura.

La comunidad de indígenas Ngöbe se ubica en la línea fronteriza con Panamá, por eso una parte de la población vive en el territorio Bribri en Costa Rica y otra en Chiriquí, Panamá.