Indonesia defiende ejecución de extranjeros pese a críticas internacionales

polémicaBrasil anunció que está evaluando relaciones con ese país mientras Australia llamó a consultas a su embajador.

Indonesia defendió este miércoles en nombre de la "guerra" contra la droga la ejecución de ocho condenados a muerte por narcotráfico, siete de ellos extranjeros, que según testigos murieron entonando cantos religiosos.

Dos australianos, un brasileño, cuatro africanos y un indonesio fueron fusilados poco después de medianoche en el complejo penitenciario de la isla de Nusakambangan, llamado el "Alcatraz indonesio", mientras en el último minuto se aplazó la ejecución de una filipina.

Según un pastor que asistió a la ejecución, los ocho condenados se negaron a ponerse una venda en los ojos y entonaron cantos religiosos poco antes de ser fusilados por un pelotón en un claro en medio de la jungla.

Brasil recibió la noticia de la ejecución de Rodrigo Gularte, de 42 años "con profunda consternación" y anunció que está "evaluando" sus relaciones con Indonesia. Por su parte Australia llamó a consultas a su embajador.

Gularte fue detenido en 2004 al tratar de entrar en el aeropuerto de Yakarta con seis kilos de cocaína escondidos en tablas de surf. Su familia presentó informes médicos para demostrar que sufría esquizofrenia pero la fiscalía dijo que no existían impedimentos para su ejecución.

Otro extranjero, el francés Serge Atlaoui, de 51 años, fue retirado de la lista de ejecuciones la semana pasada.

Por su parte el presidente indonesio Joko Widodo insistió en que hay que "aplicar la ley" y el fiscal general Muhamad Prasetyo afirmó que existe una "guerra" contra "los horribles crímenes vinculados a la droga que amenazan la supervivencia de nuestra nación".

Video: Euronews