Infanta Cristina de España declara ante la justicia

La infanta Cristina, hija del rey de España, declaró este sábado ante el juez que "tenía mucha confianza" en su esposo, Iñaki Urdangarin, sospechoso de malversar dinero público, y tomó distancias de sus actividades, según la agencia AFP.

"El 95% de las respuestas que da son evasivas. Ella está serena y tranquila y bien preparada", declaró a los periodistas a la puerta del tribunal Manuel Delgado, abogado de la asociación de izquierdas Frente Cívico "Somos Mayoría", durante un receso en la declaración.

La infanta "intenta no reconocer hechos que la comprometan. Está ejerciendo su derecho a no decir una verdad que la comprometa", agregó.

Cristina, de 48 años, compartía con su esposo Urdangarin -ex campeón olímpico de balonmano- al 50% la empresa Aizóon, presuntamente utilizada en la malversación.

Delgado aseguró que el juez José Castro de Palma de Mallorca, que instruye este caso explosivo, estaba "haciendo preguntas muy rigurosas" a la mujer, imputada por presuntos delitos fiscales y de blanqueo de capitales.

El magistrado sospecha que Cristina -sétima en la sucesión al trono de España- cooperó en las actividades presuntamente delictivas de su esposo, imputado el 29 de diciembre de 2011 por la malversación de 6,1 millones de euros de dinero público.