Internet en escuelas públicas urbanas es dos veces más rápida que en las rurales

Mientras los estudiantes de la Escuela San Jerónimo en Moravia, San José acceden a Internet mediante la tecnología ADSL con una velocidad máxima de 5 Mbps, los alumnos de la Escuela Santa Rosa en Boruka de Buenos Aires, Puntarenas, navegan por la red de redes con tecnología 3G a una velocidad máxima de 2 Mbps, menos de la mitad que sus pares en la zona urbana.

Esta desigualdad es común entre centros educativos ubicados en las regiones de mayor desarrollo en el Gran Área Metropolitana (GAM) -compuesta por 35 cantones de Alajuela, Cartago, Heredia y San José- y los restantes 46 cantones del país.

En Costa Rica hay 4.344 centros educativos públicos (90,7 por ciento del total) con al menos una conexión a Internet. El ministerio de Educación Pública (MEP) contabiliza un total de 5.150 conexiones: 3.757 (73 por ciento) en zonas rurales y 1.393 (27 por ciento) en zonas metropolitanas.

La mayoría de las conexiones en zonas rurales -47 de cada 100- tienen una velocidad máxima de 2 Mbps; 15 de cada 100 una velocidad máxima de 1 Mbps y únicamente un 7 por ciento alcanzan una velocidad máxima de 6 Mbps o superior.

Entretanto, en la GAM la mayoría de las conexiones -38 de cada 100- consiguen una velocidad máxima de 5 Mbps; 17 de cada 100 conexiones tienen una velocidad máxima de 6 Mbps o superior y solo 5 de cada 100 conexiones tienen una velocidad promedio de 2 Mbps.

Estos son parte de los hallazgos que se desprenden de un análisis de AmeliaRueda.com basado en los datos de conectividad del MEP al 18 de junio de 2014.

Centros educativos públicos por velocidad y zona

Elaborado con datos del Ministerio de Educación Pública, junio 2014

El ejercicio también reveló que de las 5.150 conexiones:

Heredia es la provincia donde los centros educativos públicos tienen el promedio de velocidad de conexión a Internet más alto, 4.4 Mbps, mientras los de Limón tienen el promedio más bajo, 2.7 Mbps. Como lo refleja este gráfico interactivo, además, los 9 cantones con las velocidades promedio más bajas son:

  • Los Chiles y Guatuso en Alajuela y Turrialba en Cartago (2.1 Mbps)
  • Buenos Aires de Puntarenas (2.2 Mbps)
  • Sarapiquí de Heredia y Pococí de Limón (2.4 Mbps)
  • Cañas y Nandayure en Guanacaste (2.5 Mbps)
  • León Cortés en San José (2.7 Mbps)

Internet: Velocidad promedio por provincia y cantones

Elaborado con datos del Ministerio de Educación Pública, junio 2014

En Alajuela, Puntarenas y Limón la velocidad máxima de conexión a Internet en los centros educativos públicos, 11 Mbps, es hasta 110 veces mayor que la velocidad mínima de 128 Kbps de otros centros. Estas tres provincias presentan las mayores diferencias entre uno y otro extremo.

Conexiones: Velocidad mínima y máxima por provincia y cantón

Elaborado con datos del Ministerio de Educación Pública, julio de 2014

Si los centros educativos utilizaran la totalidad del ancho de banda disponible -cantidad de datos que se puede enviar a través de una conexión de red (fibra óptica, ADSL, 3G, etc.) en un período de tiempo dado- sería San José la provincia a la cabeza, con un total de 4.230 Mbps (83 por ciento ADSL; 12 por ciento 3G), seguida por Alajuela con 3.860 Mbps (77 por ciento ADSL; 15 por ciento 3G).

En el tercer puesto, Puntarenas sumaría 3.048 Mbps de ancho de banda (55 por ciento ADSL; 33 por ciento 3G).

El siguiente gráfico permite comparar el ancho de banda total entre las siete provincias y entre cada uno de los cantones en donde hay centros educativos conectados a Internet.

Centros educativos: ancho de banda total por provincia y cantones

Elaborado con datos del Ministerio de Educación Pública, junio 2014

La conexión a Internet puede ser hasta 14 veces más veloz en un distrito metropolitano que en uno rural. En La Ribera de Belén, Heredia, el promedio de velocidad de los centros educativos públicos es 11 Mbps en contraposición con Patio de Agua en El Guarco, Cartago, donde la velocidad promedio es 0.8 Mbps.

Esta herramienta permite comparar la velocidad promedio de conexión a Internet entre dos provincias, cantones, distritos o centros educativos. La comparación se puede establecer entre el promedio nacional y cualquiera de estas divisiones administrativas del país o inclusive una escuela o colegio específico.

Elaborado con datos del Ministerio de Educación Pública, junio 2014

Las diferencias en tecnología y velocidad de conexión significan que hay centros educativos públicos -la mayoría rurales- donde el uso de la computadora o de dispositivos móviles y de Internet son tan sólo una herramienta complementaria, mientras hay otros donde son más bien mecanismos instrumentales para la enseñanza y el aprendizaje, particularmente en los 135 colegios técnicos profesionales.

Es simple, con 2 Mbps, los estudiantes de una escuela como la Santa Rosa, en Boruca de Buenos Aires, Puntarenas, pueden realizar búsquedas en Internet y descargar archivos pequeños, pero no podrían realizar una videoconferencia o una videollamada.

Mientras tanto, 53 colegios técnicos profesionales -que inclusive quintuplican esa velocidad y están mejor equipados- tienen en marcha convenios educativos como el Cisco Networking Academy, un amplio programa que enseña a los estudiantes habilidades tecnológicas de Internet y proporciona contenido basado en el Web, pruebas en línea, seguimiento del desempeño de los estudiantes, laboratorios en vivo, soporte y entrenamiento por parte de los instructores y preparación para las certificaciones estándares de la industria.

La infraestructura tecnológica del país -si bien permite que nueve de cada diez centros educativos públicos costarricenses tengan acceso a Internet-, requiere de una inversión mayor para democratizar la velocidad de acceso a Internet en los centros educativos del país.

Por otra parte, existe también una limitación presupuestaria en el MEP, que impide costear velocidades mayores en donde sí están disponibles. La diferencia en el costo entre una y otra tecnología es abismal. La más barata es la satelital VSAT, que permite una velocidad máxima de 1 Mbsp; cada una de estas conexiones le cuesta al MEP 5.400 colones mensuales. La más cara es la fibra óptica, con un costo mensual por conexión de 402 mil colones. Cada mes el MEP desembolsa 123 millones de colones al ICE, 1.479 millones anuales. Las facturas incluyen un 15 de descuento desde abril de 2013.

El jefe de informática del MEP, Alberto Orozco, lo resume: la decisión de disminuir la brecha digital entre centros educativos urbanos y rurales debe ser una decisión país.