Invasión de tierras se han convertido en "bomba de tiempo” por falta de atención, dice mandatario

propiedades​Gobierno pretende estudiar zonas en el país que se encuentran en esta situación

La falta de atención a la ocupación precaria de terrenos privados se está convirtiendo "en una bomba de tiempo", expresó este lunes el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

El mandatario hizo referencia a la situación que ocurre en la finca Chánguena en Palmar Sur, donde un grupo de familias fueron desalojadas de una propiedad del empresario Óscar Echeverria Heigolg.

De acuerdo con Solís, la carencia de acciones para evitar situaciones de este tipo provocan tensión entre ciudadanía y gobierno, lo cual puede desencadenar en manifestaciones como las protagonizadas por los desalojados en Palmar Sur en las últimas semanas.

El mandatario afirmó que es necesario hacer una revisión de otras ocupaciones precarias de terrenos a nivel nacional para prevenir problemas.

El mandatario señaló que el gobierno intervendrá con estudios acerca de invasión de propiedades privadas, sin embargo, no estableció un plazo para ejecutar el plan.

Añadió que no permitirán que "se festine" la posesión de tierras en el país sin que se planteen mesas de negociación entre gobierno y personas afectadas.

En cuanto a la situación de los vecinos del cuadrante 3 de finca Chánguena, la representación del Poder Ejecutivo rompió el diálogo después de que un grupo de manifestantes volvió a bloquear el paso por el puente sobre el río Térraba el fin de semana.

La propuesta del gobierno es reubicar a las familias en una finca de seis hectáreas propiedad del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) localizada en Palmar.

Este terreno sería utilizado en calidad de préstamo mientras que el Instituto de Desarrollo Territorial (Inder) presenta un proyecto de compra de tierra, en un plazo de cinco meses.

Foto: UNA