Inyección letal como método de ejecución con aval de Corte Suprema de EE.UU.

Decisión ​Decisión se da después de que tres reclusos demandaron el método utilizado

La Corte Suprema de Estados Unidos declaró este lunes constitucional la inyección letal como método de ejecución, cuestionada luego de que se registraran varias ejecuciones largas y difíciles.

De los nueve jueces, cinco estimaron que las demandas de condenados a muerte en Oklahoma no demostraron "un riesgo sustancial de sufrimiento" en el caso de la utilización de midazolam, un ansiolítico, para ejecutar a un prisionero.

Oklahoma y otros Estados del país empezaron a usar midazolam en las ejecuciones, después de que fabricantes europeos y estadounidenses les negaron venderles barbitúricos que se utilizan tradicionalmente para producir la inconsciencia. La decisión de los proveedores se debe a que cuatro presos de este Estado argumentaron que esa droga no era fiable y al no estar inconsciente se violaba la Octava Enmienda de la prohibición de castigos crueles e inusuales.

En abril de 2014 el acusado, Clayton D. Lockett, recobró el conocimiento mientras se le inyectaba, retorciendose y gimiendo, después de que la línea intravenosa fue colocada incorrectamente.

También en Ohio a inicios del año anterior y en el mes de julio, los prisioneros parecían jadear y atragantarse durante periodos largos de tiempo. Según los abogados de los presos, aunque se aplicara el medicamento de midazolam, correctamente, no era fiable a la hora de la ejecucción.

Cerca de una semana después de las declaraciones hechas contra el método de ejecución, el tribunal accedió a escuchar las apelaciones de los reclusos restantes.