Ir a la romería no es una tradición en su familia, dice Solís

decisión​Gobernante adujo que no quiere convertir la actividad un acto político

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo este viernes que no irá a la Romería para las celebraciones del próximo 2 de agosto en Cartago porque no es tradición de su familia.

El mandatario expresó que nunca ha sido su costumbre participar de esta parte de la festividad de la Iglesia Católica y no desea convertirlo en un "acto político".

Solís indicó que sí asistirá a la misa del 2 de agosto, en la que se invita a las autoridades del gobierno.

En la homilía estará acompañado de su familia y parte del gabinete.

El presidente dijo que como parte de la comunidad católica del país participará de estos eventos dedicados a la Virgen de los Ángeles, declarada patrona de Costa Rica.