Isla Magdalena, paraíso de los pingüinos, bajo amenaza por el calentamiento global

Isla Magdalena, en el extremo sur de Chile, es un paraíso para decenas de miles de pingüinos de Magallanes que llegan cada año aquí para reproducirse. Pero el calentamiento climático es una amenaza latente para la especie.

Con 85 hectáreas, la isla Magdalena, situada a 25 millas náuticas (50 km) de la ciudad de Punta Arenas, en el Estrecho de Magallanes, tiene 22 especies de aves: 11 residentes y 11 en temporadas, como el pingüino de Magallanes.

Existe una alerta lanzada en enero en la publicación científica en línea Plos One, según la cual los eventos climáticos extremos, como el calor anormal y las lluvias fuertes, habrían matado a un gran número de jóvenes pingüinos de Magallanes.

Este estudio, realizado a lo largo de 27 años en Punta Tombo, Argentina, la mayor área de reproducción de la especie, indica que un promedio de 65% de jóvenes pingüinos de Magallanes murió anualmente en el periodo, 40% de ellos de hambre y 7% debido a los cambios climáticos.