Israel bloquea transferencia de 106 millones de euros a palestinos

represalia​Medida fue tomada en protesta a solicitud palestina de formar parte de Corte Penal Internacional

Israel bloqueó el sábado la transferencia de 106 millones de euros en impuestos recaudados por cuenta de la Autoridad Palestina, en protesta por la demanda de adhesión de dicha entidad a la Corte Penal Internacional (CPI), informó un responsable israelí.

Se trata de la primera medida de retorsión israelí ante esa demanda palestinas ante Naciones Unidas, criticada también por Estados Unidos.

El castigo israelí es "un crimen de guerra", condenó el jefe negociador palestino, Saeb Erakat.

Los palestinos "no retrocederán antes las presiones isralíes", dijo.

Dejar sin los ingresos fiscales a la Autoridad Palestina representa una seria amenaza. Desde que los acuerdos de paz de Oslo de 1993 fueron firmados, los impuestos que Israel recolecta significa la mitad del presupuesto palestino.

La demanda palestina ante la CPI abre la puerta a posibles denuncias por crímenes de guerra contra Israel, algo que alarma al gobierno de Benjamin Netanyahu.

Israel sopesa a su vez demandar a líderes palestinos por "crímenes de guerra" si fuera necesario, según un comunicado recibido este sábado por la AFP que citaba "fuentes próximas a un responsable gubernamental israelí".

Paralelamente a sus demandas de adhesión a instituciones de la ONU, los palestinos quieren también que Naciones Unidas debata un proyecto de resolución para fijar plazos para instaurar un Estado de pleno derecho, con las fronteras de 1967 y Jerusalén Este como capital.

El pasado martes, el texto palestino sólo consiguió sumar ocho votos, uno menos que los nueve que se necesitan para aprobar una resolución. El Consejo de Seguridad tiene 15 miembros.