Israel inflinge revés a Hamas con la muerte de tres jefes militares

Destrucción​El cuerpo de una hija de Mohamed Deif, el jefe del brazo armado de Hamas al que aparentemente Israel intentó matar el martes, ha sido retirado este jueves de entre los escombros en Gaza

Israel infligió el jueves un revés a Hamas al matar a tres comandantes de su brazo armado en la Franja de Gaza, bombardeada nuevamente por la aviación israelí con un saldo de otros 16 palestinos muertos en las últimas horas, entre ellos cuatro niños.

Los tres líderes de las Brigadas Ezedin al Qasam murieron en un bombardeo en Rafah, en el sur del enclave, 36 horas después de que se frustrara una tregua y se reanudaran las hostilidades.

Dos de ellos, Raed al Atar y Mohamed Abu Shamala, figuran entre los hombres más buscados por los servicios de inteligencia israelíes. Están asociados a varios ataques y a dos eventos que marcaron a los israelíes: el secuestro del soldado Gilad Shalit en 2006 y la muerte de tres soldados en Rafah el 1 de agosto.

El tercero es Mohamed Barhum, confirmaron ambos bandos en conflicto.

Otros al menos 16 palestinos, entre ellos cuatro niños, murieron y decenas de personas resultaron heridas en distintos bombardeos israelíes desde la noche del miércoles, según los servicios de emergencia. Un palestino que había resultado herido en un ataque anterior también sucumbió a sus heridas.

El ataque contra los comandantes de las Brigadas dejó al menos cuatro muertos más en Rafah, según los socorristas. Del inmueble atacado sólo quedan montañas de escombros.

Al Atar y Shamala pertenecían al alto mando de Al Qasam, según una fuente palestina. El segundo era el comandante de al Qasam para el sur de la franja de Gaza, donde se halla Rafah y murieron los tres soldados israelíes el 1 de agosto.

Atar era buscado por haber planificado y dirigido el 25 de junio de 2006 el secuestro de Shalit, que conmocionó a la opinión pública israelí. Fue liberado cinco años más tarde a cambio de un millar de prisioneros palestinos.

Por otro lado, Sara, de tres años, ha sido retirada de entre los escombros del edificio en el que también murieron su madre Widad, de 27 años, y su hermano de siete meses Alí, informó el portavoz de los socorristas, Ashraf al Qudra.

El edificio quedó reducido a un montón de escombros por uno o varios ataques israelíes el martes por la noche. Nadie ha confirmado que el blanco fuese Mohamed Deif, pero tanto los políticos israelíes como el movimiento islamista palestino Hamas lo dan por sentado.

Hamas aseguró que Mohamed Deif está vivo.