Israel intensifica sus ataques en Gaza

Israel prometió este miércoles intensificar su ofensiva contra el movimiento islamista Hamas en la franja de Gaza, después de atacar por aire cientos de objetivos y recibir cohetes que llegaron a Tel Aviv, Haifa y Jerusalén, y cerca de un reactor nuclear.

"Hemos decidido intensificar los ataques contra Hamas y las otras organizaciones terroristas en Gaza", declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, después de que la aviación de su país bombardeó unos 550 objetivos y mató a 48 palestinos en la operación "Barrera de protección", iniciada el lunes a medianoche.

El presidente palestino, Mahmud Abas, tachó de "genocidio" la campaña israelí en curso.

"Matar a familias enteras es un genocidio perpetrado por Israel contra nuestro pueblo", declaró en una reunión de crisis.

"El ejército está preparado para cualquier eventualidad", añadió Netanyahu en un comunicado difundido después de una reunión con los mandos de la Defensa en el sur del país.

La víspera, el gobierno autorizó la movilización de 40.000 reservistas para una posible operación terrestre.

El Jefe del Ejecutivo prometió que "Hamas pagará un precio alto por disparar cohetes contra ciudadanos israelíes".

Hamas replicó disparando unos 165 cohetes. Algunos de ellos llegaron a Jerusalén y a Tel Aviv e incluso a las costas de Haifa, a 160 kilómetros al norte, así como a la región de Dimona (sur), en donde Israel tiene una central nuclear.

Las operaciones israelíes dejaron de momento 48 palestinos muertos, entre ellos activistas de Hamas pero también mujeres y niños, y más de 300 heridos. Del lado israelí no ha habido muertos ni heridos.

Estados Unidos, la Unión Europea, varios países árabes e Irán han pedido un cese inmediato de la violencia, en una región ya de por sí caldeada.

La nueva espiral de violencia, la más grave desde noviembre de 2012, tiene su origen en el secuestro el 12 de junio de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, cuyos cuerpos sin vida fueron hallados unos días después. Días después, se encontró el cuerpo carbonizado de un adolescente palestino, quemado vivo en presunta represalia.