Impuesto de Valor Agregado que propone Gobierno exonera educación privada, alquileres inferiores a ¢403 mil, arroz y leche

tributos​Iniciativa no afectará el 40 por ciento de la población, según Hacienda

El impuesto al valor agregado (IVA) que propone el gobierno exonera la educación privada, alquileres inferiores a los ¢403 mil, consumo eléctrico por debajo de los 250 kilowatts, así como el agua por debajo de los 30 metros cúbicos y productos como el arroz, la leche, tortillas y pan.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, anunció este lunes que esta semana el Ejecutivo enviará a la Asamblea Legislativa los proyectos de reforma a las leyes de Impuesto sobre la renta y del Impuesto General de Ventas.

El Ejecutivo plantea que el impuesto de ventas pase a un IVA de 14 por ciento para el primer año y 15 por ciento para el segundo, salvo en las exoneraciones mencionadas.

Según el viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, el IVA no afectará al 40 por ciento de los hogares, porque se les devolverá en efectivo el impuesto pagado.

Esas familias que se beneficiarán serán registradas en el Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios (Sinirube) que hará el IMAS, dijo Rodríguez.

Para medir esa línea de pobreza u hogares vulnerables se analizarán aquellos que están por debajo del decil 4. Según el último informe del Estado de la Nación, en esta categoría se encuentran los hogares con ingresos menores a los ¢423 mil mensuales.

También se devolverá el impuesto a quienes paguen la consulta médica privada con tarjeta, para así estimular este medio de pago, agregó el viceministro. No aplicará para los casos de hospitalización ni cirugías.

El mecanismo de devolución se empezará 24 meses después de entrada en vigencia la ley.

Asimismo, con esta iniciativa se plantea un impuesto verde, que consiste en el cobro de ¢10 a los envases plásticos no retornables.

Con el IVA el gobierno estima una recaudación de 1,33 por ciento del producto interno bruto al cabo de tres años.