No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Izquierda y derecha disputan presidencia chilena en reñido balotaje​

​Incertidumbre rodea el proceso

Los chilenos comenzaban a votar este domingo en el balotaje para elegir al sucesor de la socialista Michelle Bachelet, una elección que se anuncia muy reñida entre el oficialista Alejandro Guillier y el exmandatario Sebastián Piñera, con la extrema izquierda en posición de árbitro.

El derechista Piñera y el periodista de izquierda Guillier aspiran en esta segunda vuelta a suceder a la actual mandataria a partir del 11 de marzo.

Unas 14,3 millones de personas están habilitadas para votar en más de 43 mil mesas de sufragio, en una votación que se extenderá por ocho horas y definirá al presidente de Chile para el periodo 2018-2022.

Al igual que en la primera vuelta, los chilenos en el extranjero comenzaron a votar desde el sábado. La primera en hacerlo fue Giovanna Paine, en Nueva Zelanda.

La incertidumbre sobre el resultado es máxima al no haber encuestas recientes.

"Hoy día nadie racionalmente puede decirnos quién va a ganar (...) tenemos un elector que no sabe si su voto va a permitir que gane o pierda su candidato" debido a la gran incertidumbre, dijo a la AFP Bernardo Navarrete, analista político de la Universidad de Santiago.

La izquierda radical, crucial

En la primera vuelta, celebrada el 19 de noviembre, el más votado fue Piñera, un rico empresario de 68 años, impulsado por Chile Vamos, que recibió 36,6 por ciento de los sufragios, mucho menos de lo que anunciaban las encuestas.

Por su parte, Guillier, 64 años, senador independiente que representa a la Nueva Mayoría gobernante, obtuvo 22 por ciento, solo dos puntos más que Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio (izquierda radical), que se convirtió de forma sorpresiva en la tercera fuerza política del país.

En el resultado del balotaje será determinante el voto de los electores de ese conglomerado integrado por 14 movimientos de izquierda, que reúne a muchos jóvenes. Cinco millones y medio de millenials podrán votar este domingo.

Después de dar libertad de acción a sus electores, solo los dirigentes del Frente Amplio expresaron en los últimos días su apoyo a Guillier, un conocido periodista de televisión que llegó hace cuatro años a la política como senador independiente de Antofagasta (norte).

Acompañado del expresidente uruguayo José Pepe Mujica, Guillier realizó su penúltimo mitin el jueves en Valparaíso, un bastión del Frente Amplio.

Participación

La participación, que en la primera vuelta fue de cerca del 47 por ciento, será fundamental para inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Cuanto más gente vote, más posibilidades tiene Guillier de ganar, estiman los analistas.

Con el 55 por ciento de los sufragios que recibieron sumados los seis candidatos de centro izquierda en noviembre, Guillier tiene más probabilidades de aumentar su caudal electoral que Piñera.

Sin mayoría para gobernar

"Cualquiera de los dos candidatos que llegue a la presidencia va a tener gobiernos muy difíciles porque hay un descontento generalizado con la élite política del país", advirtió Navarrete.

En un Parlamento que tras la primera vuelta quedó muy fragmentado y sin ningún grupo con mayoría absoluta, tanto Piñera como Guillier tendrán que pactar con otras fuerzas para sacar adelante cualquier reforma.

Tras unos años de ralentización, el futuro inquilino del palacio presidencial encontrará una economía en pleno crecimiento gracias principalmente a la recuperación del precio del cobre, del que Chile es el principal productor mundial.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) prevé un crecimiento del PIB del 2,8% por ciento para 2018, después del 1,4 por ciento que vaticina para 2017, el más bajo en ocho años.