Jerarcas del gobierno se comprometen a combatir el tráfico de influencias y el "clientelismo"

Los jerarcas del gobierno de Luis Guillermo Solís se comprometieron este jueves a combatir el tráfico de influencias y el "clientelismo" en la función pública.

Esta es una de las 12 normas éticas que firmaron los Ministros, Viceministros y Presidentes Ejecutivos designados por Solís, en consonancia con los principios de austeridad que proclama el partido oficialista, Acción Ciudadana (PAC).

En el documento que suscribieron, también aceptaron que no pueden incluir sus nombres en las placas que se colocan en obras públicas ni poner retratos suyos en las instituciones que dirigen.

Además, se incluyen restricciones para viajar al exterior, comprar bebidas alcohólicas con recursos públicos y aceptar regalos personales o dádivas.

Otros compromisos están relacionados con la contratación de asesores, gastos en publicidad y uso de vehículos del Estado.

El texto fue redactado por el ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Segnini, junto a un grupo de abogados, a solicitud del Presidente.

Segnini dijo que dicho compromiso mantiene los principios éticos del PAC, aunque se excluyó la prohibición para el uso de placas especiales y de pasaportes diplomáticos.

Los 12 compromisos éticos que suscribieron los Ministros, Viceministros y Presidentes Ejecutivos son los siguientes:

1- Dedicación exclusiva: No pueden realizar ninguna actividad profesional o empresarial externa a los cargos que desempeñan en el gobierno.

2- Viajes al exterior: Estarán autorizados en la medida que sean estrictamente necesarios y con previa justificación ante su superior inmediato.

3- Transporte interno: No podrán utilizar vehículos oficiales que no sean de uso discrecional, ni choferes del gobierno para fines ajenos a aquellos vinculados con el trabajo. En el caso de que un vehículo asignado sea de uso discrecional, sólo podrán utilizarlo de acuerdo con la más estricta frugalidad y racionalidad.

4 - Asesores: Solo se permitirá la contratación de asesorías externas que sean estrictamente necesarias, siempre y cuando no puedan ser realizadas por personal de su institución.

5- Franquicias postales: No podrán utilizarlas para correspondencia personal.

6- Recepciones, celebraciones y fiestas: No podrán utilizar recursos públicos para adquirir bebidas alcohólicas, salvo lo estrictamente necesario para la realización de actividades protocolarias.

7- Materiales de oficina: Utilizar el material y equipo de oficina que sea estrictamente necesario.

8- Regalos: No podrán aceptar regalos de ningún tipo o valor provenientes del sector privado y público.

9- Gastos en publicidad y propaganda: Las instituciones que dirigen no deberá gastar fondos públicos en propaganda o promoción personal.

10- Programa de gobierno: Deberán cumplir y respetar el Programa de Gobierno propuesto al pueblo de Costa Rica.

11- Respeto a la Constitución: Se comprometen a ejercer sus cargos de manera que se dignifique la función pública y se desempeñarán con estricto respeto y apego a lo establecido en la Constitución, en las Leyes y Decretos que norman el funcionamiento de las instituciones que dirigen. También deberán combatir con determinación el tráfico de influencias, el “clientelismo” y la utilización de recursos públicos para favorecer intereses políticos y económicos.

12- Placas: No aceptarán que sus nombres aparezcan en las placas que se colocan en las obras públicas, no utilizarán la política social para buscar reconocimientos de ningún tipo y no permitirán la colocación de fotos en su condición de jerarcas en las instituciones que dirigen.