Jirafa reticulada podría desaparecer en 4 años debido a la caza furtiva

riesgo ​En los últimos 15 años las poblaciones cayeron en un 80%.

La jirafa reticulada - que es una de las subespecies más comunes vistas en cualquier zoológico del mundo- está en peligro de extinguirse debido a la caza furtiva que se da en Kenia, lugar donde se encuentra la mayor cantidad de estos animales. La cacería se da debido a que es una "presa fácil" y su matanza se da principalmente para consumir la carne.

La reticulada representaba en 1998 una población cercana a las 36 mil, en la actualidad la población es menor a 7 mil, lo que representa un declive del 80 por ciento en 17 años. Si el ritmo continua, la especie podría desaparecer en cuatro años, ya que en promedio por año desaparecen cerca del 4 por ciento.

La ausencia de la especie de la lista de animales en peligro de extinción, realizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la expone a que su caza sea más sencilla. Al estar fuera no se gira el suficiente dinero para poder establecer una mejor forma de cuidado.

Armados y con una vigilancia las 24 horas, alrededor de 60 pobladores cercanos a una reserva en Kenia se han dedicado a proteger al animal. También las actividades del safari que se realizan en África podrían verse afectadas, si llegara a desaparecer, ya que el animal es una parte importante de los tours.

Las fuertes sequías también afectan a las enormes especies, no directamente, sino que los demás animales carnívoros al no tener suficiente agua, se alimentan de las jirafas.