José María Villalta ofreció disculpas al Presidente por actuación de exdiputado

explicación​Líder del Frente Amplio afirmó que se desarrolla un proceso interno contra Ronal Vargas para definir posibles sanciones

El principal líder del Frente Amplio, José María Villalta, llamó el viernes por teléfono al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, para ofrecerle disculpas por la actuación del exdiputado de ese partido Ronal Vargas.

La llamada de Villalta se dio luego de que el mandatario pidió una explicación "amplia, precisa y transparente" sobre las circunstancias que rodearon la renuncia de Vargas el pasado jueves en el plenario legislativo.

El exlegislador alegó que dimitió por "razones de salud", lo que provocó la conmoción y las lágrimas de sus compañeros, quienes lo despidieron de pie con un aplauso en el plenario.

Tan solo seis horas después de la renuncia, el subjefe de la fracción legislativa del Frente Amplio, Edgardo Araya, desmintió a Vargas y explicó que la agrupación política le pidió la renuncia al exdiputado para que enfrente una supuesta acusación por acoso sexual.

El anuncio de sus compañeros de fracción sobre las verdaderas razones por las cuales Vargas presentó la renuncia a su diputación por Guanacaste despertaron la indignación y los comentarios en las redes sociales.

Incluso el presidente Solís afirmó, a través de su cuenta oficial en Twitter, que "me siento burlado por las revelaciones en torno a la renuncia de Ronal Vargas a su curul. Engañó al país".

Tras la reacción del mandatario, José María Villalta, excandidato presidencial del Frente Amplio, le llamó para explicarle lo sucedido, le extendió una disculpa y le comentó que el partido trasladó el caso al Tribunal de Ética para que se definan las acciones y sanciones que corresponden.

Solís puntualizó que sobre este caso quedan varias cosas por despejar como conocer en cuáles circunstancias se dieron los hechos del supuesto abuso sexual que habría cometido Vargas contra una funcionaria de la Asamblea Legislativa.