Jóvenes de la UCR crean novedoso software para que preescolares puedan programar robots en grupos

#Buenasnoticias​Versión colaborativa de la aplicación “Titibots Colab” es única en el mundo

"Titibots" se denomina la aplicación desarrollada para que niños en edad preescolar (entre 4 y 6 años) aprendan a programar robots de una forma divertida y colaborativa, tanto individual como grupal.

El software fue creado por los investigadores del Centro de Investigaciones en Tecnologías de Información y Comunicación de la Universidad de Costa Rica (CITIC), Kryscia Ramírez y Luis Guerrero Blanco, en alianza con la Fundación Omar Dengo (FOD).

Investigadora del Centro de Investigaciones en Tecnologías de Información y Comunicación de la UCR, Kryscia Ramírez

De acuerdo con Ramírez esta novedosa herramienta es la primera desarrollada en el mundo en su versión colaborativa "Titibots Colab", es decir, aquella en la que un grupo de niños ejecuta la aplicación cada uno con una tablet.

En este modo grupal, tres preescolares tiene a su cargo un conjunto de comandos para realizar movimientos específicos del robot, de esta manera juntos pueden realizar las distintas acciones establecidas.

La comunicación entre el robot y los dispositivos se implementa a través de la conexión inalámbrica de internet.

Ramírez detalló que la Fundación Omar Dengo se ha encargado de la validación de los comandos, el diseño de la interface así como de la transferencia a las aulas para probar los diferentes prototipos creados.

El robot, que en el exterior es un mono llamado Tití, está conformado por ladrillos de la tecnología Lego Mindstorms, pero los investigadores van a desarrollar un prototipo propio.

El software fue validado en la Escuela San Bosco de Mora en el 2011; este año, en Brasil se realizó el primer piloto de la versión colaborativa en la Escola de Educação Básica Municipal Otávio Manoel Anastácio, en conjunto con el laboratorio de investigación RExLab, con 16 niños entre 4 y 5 años, en el municipio de Araranguá en Brasil.

A la vez, la semana pasada se concluyó el piloto con niños de la Escuela Santa Mónica en Guadalupe, con 14 niños de 5 años.

INVESTIGADORA DEL CENTRO DE INVESTIGACIONES EN TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN DE LA UCR, KRYSCIA RAMÍREZ

Como parte del taller de programación impartido a los niños, se les enseña los pasos básicos para programa: planear, implementar y probar.

Para planear se les proporciona una pizarra con los comandos (instrucciones) magnéticos, para anticipar las soluciones al desafío planteado.

Luego con la aplicación implementan la solución que planearon en las pizarras y se prueba al ejecutar el desafío en el robot.

Proinnova de la UCR, institución encargada de gestionar y transferir los conocimientos generados en la universidad hacia instancias públicas y privadas, actualmente se encarga del mejoramiento visual y del mercadeo de la aplicación, así como de las adquirir las licencias para quienes estén interesados en utilizar el software.