Jóvenes josefinos cumplen dos décadas creando altares para el Jueves Santo

Juan Pablo Palomo tiene 35 años, de los cuales en 20 ha tenido a su cargo el diseño y la creación de los altares del Santísimo Sacramento, que se utilizan los jueves santos para exponer una hostia consagrada.

Según la fe católica, la hostia es el propio Cuerpo de Cristo que permanece en un lugar visible dentro del templo hasta el día de Pentecostés, 50 días después del Domingo de Resurrección.

Este estudiante de diseño publicitario, junto a seis amigos, dedican del lunes al miércoles santo su tiempo para crear vistosos altares en la parroquia de Nuestra Señora de Ujarrás, en Barrio Córdoba, San José.

Él mismo explica en el siguiente video la forma cómo se organizan y la motivación que los lleva a hacer este trabajo que no tiene ninguna remuneración, pero que realizan con esmero, según ellos mismos dicen.

El diseño del altar de este año en Barrio Córdoba será diferente. Bajo el lema "Tuve hambre...", esa parroquia intentará cuestionar a los fieles sobre su sentido de caridad y entrega por quienes menos tienen, recordando que el propio Jesús está en la pobreza, la indigencia y el abandono.